Tipos de riesgos de negocios

Escrito por Dana Griffin | Traducido por Laura De Alba

Riesgo significa que hay una probabilidad de que no recibas de nuevo tu inversión. Es una exposición a un peligro en tu línea final. Cuando estés en un negocio, necesitas considerar los tipos de eventos que pueden poseer un riesgo para tu negocio y tomar los pasos necesarios para mitigarlos.

Riesgo estratégico

Los riesgos estratégicos resultan de forma directa en la operación dentro de la industria específica en un momento específico. Así que los cambios en las preferencias del cliente con las tecnologías emergentes que hacen que tu línea de producto sea obsoleta (por pasar a cualquiera) o cualquier otra fuerza drástica del mercado pueden poner a tu compañía en peligro. Para contrarrestar los riesgos estratégicos necesitarás tomar medidas para solicitar retroalimentación constantemente para que los cambios sean detectados a tiempo.

Riesgo de conformidad

Los riesgos asociados con la conformidad son aquellos que están sujetos a las regulaciones y reglas legislativas o burocráticas, o aquellos asociados con las mejores prácticas para propósitos de inversión. Éstos pueden incluir las regulaciones de protección de empleados como aquellas impuestas por la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés), o las preocupaciones ambientales como aquellas cubiertas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) o incluso las agencias locales y estatales.

Riesgo financiero

Los riesgos financieros directos tienen que ver con cómo manejar tu negocio el dinero. Esto es, ¿a qué clientes les extiendes el crédito y por cuánto tiempo? ¿Cuál es tu carga de deuda? ¿La mayoría de tu ingreso viene de uno o dos clientes que tal vez no sean capaces de pagar? Los riesgos financieros también toman en cuenta las tasas de interés y si haces negocios internacionales, las tasas de intercambio extranjeras.

Riesgos operacionales

Los riesgos operacionales son el resultado de las fallas internas. Esto es, los procesos internos de tu negocio, personas o sistemas que fallan inesperadamente. Por lo tanto, al contrario de los riesgos estratégicos o financieros, no hay ningún regreso en los riesgos operacionales. Los riesgos operacionales también pueden ser el resultado de eventos externos no previstos como la separación de los sistemas de transportación o la falla de un proveedor para entregar los bienes.

Riesgo de reputación

La pérdida de la reputación de una compañía o el punto de vista comunitario puede ser el resultado de fallas en los productos, demandas o publicidad negativa. Las reputaciones toman tiempo para construirse, pero se pueden perder en un día. En esta era de las redes sociales, un Twitter negativo publicado por un cliente puede reducir las ganancias de un día para otro. De acuerdo con Matt McGee, un consultor de optimización de motores de búsqueda, "una publicación o reseña de producto negativa puede difundirse en línea en un parpadeo y cambiar la dirección de una compañía".

Otros riesgos

Hay otros riesgos que son más difíciles de categorizar. Incluye los riesgos ambientales, como los desastres naturales. Las dificultades de mantener a un personal entrenado que tenga habilidades actualizadas para operar tu negocio algunas veces es llamado riesgo de manejo de empleados los riesgos de salud y seguridad que no están cubiertos por la OSHA o las agencias estatales entran en esta categoría al igual que la inestabilidad política y económica en los países a los que importas o de los que exportas.

Créditos de las fotos