Tipos de preparadores de impuestos

Escrito por Ron White | Traducido por Aldana Avale

    Aunque la Hacienda Pública ofrece asistencia a los individuos que optan por completar sus propias declaraciones de impuestos, muchos prefieren contratar preparadores de impuestos para que los ayuden a pasar a través de los finos detalles de sus finanzas. Los preparadores se enfrentan a requisitos que no son educativos o profesionales, por lo que cualquiera puede llamarse "preparador de impuestos". En realidad, estas personas caen dentro de algunas categorías distintivas. Pagan por saber los diferentes tipos y distinciones.

    Cadenas y puntos de venta

    Las cadenas de preparación de impuestos y las empresas preparadoras de impuestos independientes tienden a dirigir a las empresas a través de sus esfuerzos de comercialización, basándose en una combinación de longevidad en la industria y un nombre de empresa muy conocido. Sin embargo, los preparadores que trabajan para las cadena reciben los salarios más bajos de todos los tipos de preparadores de impuestos, y las firmas locales pequeñas que contratan trabajadores de media jornada pueden no tener preparadores expertos en todos los temas. Algunos preparadores de cadenas ganan sólo un poco más del salario mínimo, y la mayoría tiene credenciales limitadas. Estos preparadores pueden no tener educación formal en finanzas. Según el sitio web Bankrate.com, estos preparadores no pueden representar a un contribuyente ante la corte y pueden no maximizar las deducciones cuando están completas las declaraciones.

    Contadores públicos certificados

    Un contador público certificado (certified public accountant o CPA) trabaja de forma independiente o para una firma de contabilidad y posee un certificado estatal que significa que puede manejar las cuentas financieras de los clientes. Los CPA pueden no poseer conocimiento experto de temas impositivos, pero pueden ofrecerle a los contribuyentes la mejor contabilidad de dinero que pueden comprar. Un CPA ofrece servicios valiosos cuando los contribuyentes deben sortear finanzas complejas, incluyendo la venta o compra de un negocio, la creación de una sociedad comercial y un retiro, matrimonio o divorcio reciente.

    Abogados impositivos

    Un abogado impositivo puede no preparar tu declaración jurada, pero posee el conocimiento sobre las nuevas leyes impositivas, las leyes impositivas dadas de baja y la sentencia judicial sobre disputas impositivas. Un abogado impositivo puede ayudarte cuando debes lidiar con cuestiones societarias complejas o si deseas defender una porción de negocio personal o empresarial. Un abogado impositivo ofrece la mejor representación en el caso de una presentación ante la corte o una reunión con un agente de la Hacienda Pública.

    Agente registrado

    Los agentes registrados poseen licencias federales que muestran que han completado y aprobado el examen exhaustivo, federalmente administrado por la Hacienda Pública. También pueden ser empleados de esta entidad gubernamental. Estos individuos (muchos de los cuales trabajan como consultores o como miembros de una firma) poseen un conocimiento amplio y que abarca las leyes impositivas y la preparación de impuestos. Los agentes registrados, sin embargo, pueden optar por especializarse en ciertos aspectos de la preparación de impuestos. Algunos pueden trabajar sólo con los dueños de empresa y otros pueden trabajar sólo con los empleados retirados.

    Créditos de las fotos

    • Comstock/Comstock/Getty Images