Tipos de estereotipos en la publicidad

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Paulina Illanes Amenábar

Los vendedores están constantemente buscando maneras de hacer que sus productos sean más fáciles de identificar para grupos específicos de usuarios finales. En algunos casos, pueden intencionalmente o no utilizar estereotipos para mostrar un producto muy atractivo para su mercado objetivo deseado o en un intento de darle humor al anuncio. Los estereotipos publicitarios están basados en la raza o el género.

Roles de géneros infantiles

Los estereotipos pueden usarse en los anuncios dirigidos a y que contienen niños. Los niños son a menudo retratados como rudos o agresivos, mientras que las niñas son presentadas como más delicadas y femeninas. El sitio web Socjournal señala un anuncio impreso donde un niño está de pie dentro de un castillo gris en relieve, asumiendo una postura de poder y dominación. Una chica se muestra acobardada por el miedo fuera del castillo, como si tuviera temor de entrar. Una versión rosada del castillo se muestra en una esquina del anuncio, lo que indica que el gris es para los niños, mientras que el rosa es para las niñas.

Hombre banal o incompetente

Algunos anuncios juegan con el estereotipo de los hombres jóvenes como poco profundos y superficiales. Los anuncios de cerveza, por ejemplo, muestran a menudo que los hombres se dedican a realizar bromas o acciones inmaduras en un esfuerzo por impresionar a las mujeres. Con las parejas casadas en el proceso de tomar una decisión familiar, el marido puede ser descrito como un individuo un tanto oscuro que tiene buenas intenciones, pero es esencialmente incompetente. La mujer, por su parte, es descrita como la que está realmente en control de la situación y sabe cómo solucionar el problema utilizando el producto anunciado.

La mujer domesticada

Incluso en un momento en que muchas mujeres trabajan fuera del hogar, éstas siguen siendo representadas como estando a cargo de todas las tareas domésticas en la casa. Los anuncios de productos como jabón, detergente, papel higiénico y productos para el cuidado de niños representan a las mujeres como las que tienen la responsabilidad final de tomar las decisiones de compra de estos productos. Las mujeres también se muestran como responsables de la selección de alimentos y preparación de comidas en el hogar.

Estereotipos raciales

La publicidad también puede perpetuar los estereotipos raciales que han perdurado durante generaciones. A modo de ejemplo, McDonald fue objeto de fuertes críticas por la creación de un anuncio que muestra que los chinos tenían dificultad para pronunciar la letra "r". En Inglaterra, la Autoridad de Estándares Publicitarios prohibió un anuncio que muestra a un hombre negro tocando un ukelele y repitiendo cada palabra que un hombre blanco dice, explicando que el anuncio podría ser visto como mostrando a los negros como subordinados o inferiores a los blancos.

Créditos de las fotos