Tiempo promedio para alcanzar rentabilidad con un negocio nuevo

Escrito por Ellis Davidson | Traducido por Anya Briceño
Es imposible definir el promedio de tiempo para alcanzar rentabilidad al empezar una compañía porque distintas iniciativas generarán ganancias de distintas maneras.

Es imposible definir el promedio de tiempo para alcanzar rentabilidad al empezar una compañía porque distintas iniciativas generarán ganancias de distintas maneras.

Es imposible definir el promedio de tiempo para alcanzar rentabilidad al empezar una compañía porque distintas iniciativas generarán ganancias de distintas maneras. El emprendedor puede obtener ganancias con su compañía, inclusive cuando está perdiendo dinero en papel, o cuando debe pagarles a sus inversionistas una tasa de interés fijo por su inversión sin importar cómo le va a la compañía.

Tipos

Hay tres formas de medir la rentabilidad: de los directores, de los inversionistas y del negocio con su totalidad. Imagina un emprendedor que deja un trabajo de US$50.000 para empezar su propio negocio. En el primer año, el negocio genera US$125.000, que ella se paga como sueldo. El negocio en su totalidad no muestra ganancias, ya que su sueldo es otro gasto del negocio, pero ella ha ganado lo suficiente. De la misma forma, los inversionistas pueden estructurase para que muestren una ganancias inclusive cuando el negocio está dividiéndose en partes iguales de manera oficial.

Tiempo marco

Una regla de oro para el emprendedor dice que en el primer año dirigiendo un negocio de manera exitosa, ganará menos que su salario anterior, ya que la mayoría de sus ganancias se reinvertirá en el negocio. En el segundo año, puede retirar su salario regular. A partir del tercer año y los que vendrán luego, podrá obtener un mayor salario, además de ingresos por su propiedad de la compañía si vende sus acciones o derecho de propiedad. El tiempo marco real para que una compañía alcance una rentabilidad es totalmente dependiente de cuánto capital inicial se necesita para crear productos y servicios, y cuánto dinero se retira de la compañía para las compensaciones y servicios de los inversionistas.

Identificación

La rentabilidad corporativa es todo el dinero que queda luego de que todos los gastos se han deducido, incluyendo salarios de los directores, del personal y pagos de los inversionistas. Si estas ganancias son reinvertidas en la publicidad o en el desarrollo de productos adicionales, estas se retiran del registro de ganancias, lo que significa que una compañía muy exitosa, pero creciente puede dejar de presentar ganancias en los registros, e incluso pérdidas si el capital invertido aún está circulante. Cuando las ganancias corporativas son invertidas en forma de efectivo o activos líquidos para futuros usos corporativos, la compañía puede empezar a mostrar ganancias.

Tamaño

Los emprendedores principiantes deberían distinguir entre los que se conoce como "rentabilidad ramen" y verdadera rentabilidad corporativa. La rentabilidad ramen es el efectivo necesario para que los fundadores de la compañía puedan mantener un estilo de vida cómodo tan pronto como sea posible sin la necesidad de recurrir a trabajos o ingresos externos. Las iniciativas con presupuestos limitados necesitan muy poco capital para iniciarse pueden alcanzar rentabilidad en muy poco tiempo, pero podría tomar mucho más tiempo para que los fundadores obtengan un salario decente y que quede suficiente dinero en efectivo para mostrar ganancias.

Consideraciones

El emprendedor debería considerar sus objetivos cuando elabore sus hojas de contabilidad. Sus negocios tienen que mostrar una ganancia solo si hay un interés genuino en el negocio: los inversionistas pueden ser fáciles de encontrar si el negocio es rentable en las hojas contables, lo que a su vez implica buenas razones para obtener los salarios más pequeños posibles. Sin embargo, si la preocupación principal del emprendedor es vivir bien gracias a las ganancias generadas por el negocio mientras que se disfruta de los beneficios adicionales de ser nuestro propio jefe, es posible que nunca sea necesario mostrar una ganancia, pero sí ventajoso desde una perspectiva tributaria.

Créditos de las fotos

  • Siri Stafford/Photodisc/Getty Images