Tasa promedio ponderada por hora y la FLSA

Escrito por Grace Ferguson | Traducido por Juan Manuel Rodriguez

Cuando un empleado por hora trabaja en varios trabajos a diferentes salarios para el mismo empleador, el salario por hora regular de los trabajadores es el promedio ponderado. En concreto, en lugar de pagar al empleado en diversas tarifas, el empleador compensa basado en el promedio de todas ellas. La FLSA (FLSA , del inglés Fair Labor Standards Act), o Ley de Normas Razonables de Trabajo, es la ley federal que administra los requisitos del pago de horas extras. En tu caso, el empleador se adhiere a la FLSA a la hora de determinar las tarifas por hora promedio ponderadas.

Identificación

Bajo la FLSA, los empleados no exentos tienen derecho al pago de horas extras si trabajan más de 40 horas en una semana determinada. Los empleados no exentos son por lo general los trabajadores por hora. El empleador paga normalmente las horas extras en 1 1/2 veces la tarifa por hora regular del empleado, sin embargo, cuando un empleado trabaja dos o más veces a diferentes precios regulares, se requiere un cálculo diferente para llegar a la tasa regular. Por ejemplo, un empleado que hace un trabajo como oficinista por US$8 por hora, esta tasa se ​​utilizaría para fines de cálculo de las horas extraordinarias. Sin embargo, si trabaja como empleado de archivo por US$8 por hora y como un empleado de facturación por US$10 por hora, se debe determinar el promedio ponderado.

Cálculo de pago regular

Para llegar al promedio ponderado de la tasa regular por hora, el empleador concuerda ingresos del asalariado de todas las tasas y luego divide el total por el número de horas trabajadas por todos los puestos de trabajo. Por ejemplo, el empleado trabaja 43 horas a la semana como empleado de archivo y siete horas como empleado de facturación, un total de 50 horas en la semana. Los ingresos totales para el formulario de trabajo son de US$344, que es 43 horas x US$8 por hora. Los ingresos totales para el trabajo de facturación son de US$70, que es de siete horas x US$10 por hora. Ambos trabajos combinados equivalen a US$414, que se divide por el total de horas de 50 para llegar a la tasa regular por hora promedio ponderada de US$8,28. Las ganancias de tiempo corrido totales de US$414 sólo se aplican al pago regular, o directamente en tiempo.

Cálculo de horas extras

Después de calcular las ganancias en tiempo-exacto a la tasa regular por hora promedio ponderada, el empleador determina el pago de las horas extras. El empleado trabaja 50 horas a la semana y dado que la FLSA requiere el pago de horas extras por las horas de trabajo que excedan 40 en la semana, las 10 horas serán consideradas como horas extraordinarias. Sin embargo, en el cálculo de la tasa por hora normal promedia ponderada, las ganancias en tiempo-exacto del empleado serán determinadas, por lo tanto, para llevarlas hasta el tiempo requerido y una mitad por el tiempo extra, las 10 horas deben ser pagadas en sólo medio tiempo. Este medio tiempo para la tarifa normal promedio ponderada de US$8,28 es US$4,14. El empleador multiplica US$4,14 por 10 horas para llegar a US$41,40. Luego añade los ingresos en tiempo-exacto de US$414 a US$41,40 para llegar al pago total de US$455,40 en la semana, que incluye las horas extraordinarias.

Consideraciones

Bajo la FLSA, la tasa de pago regular por hora de un empleado no puede ser inferior al salario mínimo federal, que es de US$7,25 a partir de 2012. Además, un empleado debe trabajar físicamente al menos 40 horas de la semana para tener derecho a las horas extraordinarias. Por ejemplo, si tiene dos trabajos diferentes a dos velocidades diferentes, pero toma tiempo de vacaciones haciendo que supere de las 40 horas semanales, el exceso de horas no cuenta como horas extras a menos que en realidad las haya trabajado.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images