Tareas y responsabilidades de los contadores

Escrito por Kristine Tucker | Traducido por Natalia Navarro

El rol principal de un contador es mantener los registros financieros para una compañía o una organización. Para hacer el trabajo de forma efectiva, debes tener habilidades orientadas al detalle que te permitan mantenerte al día con los desembolsos de la compañía, los ingresos, las nóminas y los requerimientos de impuestos. La familiaridad con el software contable es beneficiosa porque no hay compañías que usen estos programas para informar de las transacciones, los problemas de pagos y el balance de las cuentas. Si eres muy organizado y disfrutas del trabajo con números, un trabajo como contador puede ser la forma perfecta de obtener tu nombre en el recibo de nómina.

Contabilidad

Como contador, la mayor parte de tu tiempo se pasa en tareas contables. Por ejemplo, se espera que deposites fondos de clientes o pacientes, que hagas pagos a vendedores que proporcionan servicios para mantener la oficina en funcionamiento, que imprimas cheques de nómina o que hagas la expedición de pago electrónicamente, que hagas balance de cuentas y que expidas reembolsos de gastos de cuentas. Las transacciones financieras deben introducirse en el programa de software contable a diario, de modo que los balances de cuenta reflejen con precisión los ingresos y salidas. Muchos contadores también preparan informes, financieros, de auditoría, contables y de impuestos, mensualmente o por quincena.

Administración

Los contadores deben ser organizados, fiables y meticulosos con las tareas administrativas. Dado que los contadores son responsables del manejo de las compañías financieras, incluyendo el efectivo, deben ser responsables con cada transacción para que los fondos no sean mal colocados o alojados de manera inadecuada. Los recibos, informes y documentos financieros deben mantenerse archivados para que haya explicación para cada transacción financiera. Como contador, tendrás un buen flujo de trabajo, de modo que debes mantenerte al día con las tareas administrativas y no quedarte atrás con las obligaciones financieras, las demandas contables o los requerimientos de papeleo.

Comunicación de oficina

Un contador debe reunirse con los supervisores de departamento y otros jefes para discutir las necesidades de presupuesto y las demandas de inventario. Sin una comunicación efectiva, no sabrás qué compras se han hecho y no podrás introducir todas las transacciones en el programa de software contable. También eres responsable de obtener recibos para empleados y expedir reembolsos de cuentas de gastos. Comunicarse con los compañeros a diario y crear procedimientos para el envío de recibos y los reembolsos de cuentas de gastos puede ayudar a suavizar el flujo diario de trabajo.

Educación y salario

Incluso aunque todo lo que necesitas para convertirte en contador es un diploma escolar, algunas compañías prefieren contratar a contadores con una mayor educación formal. Los cursos universitarios de teneduría de libros, contabilidad o un campo de negocios relacionado puede ayudarte a destacar entre los solicitantes. Una experiencia práctica previa y el conocimiento de programas de software contable también son beneficiosos para los puestos de contabilidad. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. (U.S. Bureau of Labor Statistics), el salario medio para oficinistas contables, de teneduría de libros y auditorías era de US$34.000 en 2010. Se espera que el empleo de contadores crezca un 14% desde 2010 a 2020, tan rápido como la media para todas las ocupaciones. De acuerdo con el BLS, el crecimiento laboral para los contadores está en gran medida dirigido por el crecimiento económico general. A medida que el número de negocios y organizaciones se incrementa, serán necesarios más contadores para mantener sus registros financieros.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Pixland/Getty Images