Responsabilidades del personal de una guardería privada

Escrito por Stacy Zeiger | Traducido por Valeria D'Ambrosio

El personal de una guardería privada tiene la responsabilidad de brindar programas seguros y divertidos para satisfacer las necesidades de niños de diferentes edades. Además de brindar un lugar donde los padres se sientan cómodos al dejar a sus hijos, el personal de una guardería privada debe cumplir con la reglamentación estatal para este tipo de centros relacionados con la seguridad y el cuidado de niños.

Cuidados

Satisfacer las necesidades básicas de los niños es una de las prioridades del personal de una guardería. Entre estas necesidades se incluyen cambiarles los pañales, ayudarlos a ir al baño, mantener la higiene básica y garantizar que los niños estén bien alimentados a lo largo del día. Para satisfacer mejor las necesidades de los niños, el personal de una guardería privada debe seguir las pautas de las proporciones entre el personal y los niños. Estas proporciones difieren según la edad, ya que suelen ser menores para infantes y mayores para niños más grandes.

Seguridad y regulaciones

Cada estado establece regulaciones específicas para ayudar a las guarderías privadas a crear un entorno seguro para los niños. Además de las proporciones entre el personal y los niños, muchos estados exigen que todos los miembros del centro se capaciten en primeros auxilios, RCP y protección contra el abuso infantil. El personal privado que sirve comidas y refrigerios debe ajustarse a ciertas regulaciones para garantizar la preparación y el almacenamiento adecuados de los alimentos a fin de evitar que los niños queden expuestos a enfermedades transmitidas por los alimentos. Se debe tener un archivo con los antecedentes médicos de los niños en caso de emergencia y el personal debe estar al tanto de las alergias. El personal de una guardería privada también debe cumplir con regulaciones estatales relacionadas con elementos a prueba de niños y seguridad contra incendios.

Actividades

Muchos trabajadores de guarderías privadas optan por realizar actividades educativas a lo largo del día para contribuir al desarrollo mental e intelectual de los niños. Esto implica la planificación de actividades con anticipación o la elección de un programa de estudios público que ofrezca actividades preparadas para cada grupo de edad. Además de las opciones educativas, el personal debe ofrecer juguetes y juegos acordes a la edad de los niños. Para los niños más pequeños, muchos padres quieren que se respete la rutina de la siesta. Los padres de los infantes pueden solicitar que se respeten de manera individual los horarios de alimentación y siestas.

Acreditación de NAEYC

Además de las regulaciones estatales, la Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños (NAEYC, por sus siglas en inglés) acredita al personal de guarderías privadas que se ajusta a un conjunto de pautas específicas. Si bien la acreditación NAEYC no es necesaria, obtenerla mejora la imagen del personal de una guardería, distinguiéndolo como personal de alta calidad que cumple con estándares profesionales. Además de los requisitos de seguridad básicos, una guardería privada que desea obtener la acreditación NAEYC debe cumplir con los requisitos de programas educativos y contratar a docentes con títulos en educación infantil o que cuenten con otras credenciales.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images