¿Quién paga los impuestos de una franquicia?

Escrito por Denise Caldwell | Traducido por Montserrat Acosta

Décadas de experimentar con la generación de ingresos ha llevado a los estados a obtener dos buenas maneras de recolectar impuestos de las corporaciones: impuesto sobre la renta y los impuestos de franquicia. Los gobiernos estatales equilibran su deseo de atraer a nuevas empresas con su necesidad de recoger los ingresos necesarios para financiar las operaciones del Estado. Los dueños de negocios deben tener en cuenta que las entidades están obligadas a pagar el impuesto de franquicia en un estado y cómo se calcula este impuesto antes de que se instale. Los Estados deciden estas tasas en función de sus necesidades de ingresos y su deseo de ser percibido como un estado de negocios.

Definición

Un impuesto de franquicia es un impuesto administrado por un gobierno estatal sobre las empresas que hacen negocios en el estado. Además, la mayoría de los estados se extienden al impuesto de franquicia para incluir las empresas de fuera del estado que obtienen ingresos de su estado. El impuesto de franquicia no debe ser confundido con el impuesto de sociedades, que se presenta anualmente y se basa en los ingresos. Las corporaciones no lucrativas también están sujetas al impuesto de franquicia, pero no siempre en la misma proporción.

Propósito

El propósito del impuesto de franquicia es elevar los ingresos, en la mayoría de los casos, los ingresos procedentes de los impuestos de franquicia es sustancial. Por ejemplo, el estado de California recauda más de US$12 mil millones anuales en impuestos de franquicia para su fondo general.

Bases

En general, la cantidad de impuesto de franquicia que paga una corporación se basa en su patrimonio neto. Por ejemplo, en Texas, las empresas pagan el mayor de los impuestos sobre el capital imponible neto o superávit ganado imponible neto. El capital imponible se considera el capital declarado de una corporación o de valores, y el superávit es el patrimonio de la corporación menos su capital declarado.

Diferencias

Las empresas deben tener en cuenta tanto la tasa de impuesto sobre la renta y la tasa de impuesto a la empresa al momento de decidir dónde incorporar. Algunos estados tienen una tasa de impuesto sobre la renta baja y una alta tasa de franquicia, mientras que lo contrario ocurre en otros estados. Sin embargo, otros estados, como Nevada, no imponen impuesto a los negocios para las empresas que hacen negocios en el estado. Nevada es generalmente considerado como un entorno de bajos impuestos. Es necesario que cada empresa considere el entorno fiscal de su estado antes de la incorporación.

Consideraciones

La fecha en que se tienen que pagar los impuestos de franquicia depende del estado. Si no estás seguro, o necesitas ayuda para calcular la cantidad correcta de impuestos de franquicia, consulta a tu contralor o consulte la página web de la junta de impuestos de franquicia.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images