¿Qué tipo de certificación es requerida para ser un pediatra?

Escrito por Tricia Chaves | Traducido por Marcela Carniglia

Los pediatras generales atienden a pacientes desde el nacimiento hasta los 21 años, administran vacunas y diagnostican y tratan las enfermedades, enfermedades infecciosas y lesiones menores. Algunos pediatras eligen continuar su educación en una especialidad en graves dolencias médicas comunes en pacientes jóvenes o cirugía pediátrica. Aunque no es un requisito para practicar, la certificación de la Junta de Pediatras de Estados Unidos en sub-especialidades pediátricas y en pediatría general reconoce a los médicos que completan la formación acreditada y cumplen con los requisitos de educación continua para fomentar las competencias. La ABP enumera éstas como habilidades de comunicación e interpersonales, conocimiento médico, atención al paciente, aprendizaje basado en la práctica y mejora, profesionalismo y práctica basada en sistemas.

Escuela de medicina

Para calificar para la certificación, el solicitante debe graduarse de una escuela de medicina con la acreditación de la Asociación Osteópata de Estados Unidos (AOA, por sus siglas en inglés) o del Educación Médica del Comité Liaison (LCME, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos, o del Universidad Real de Médicos y Cirujanos de Canadá (RCPSC, por sus siglas en inglés). Los solicitantes extranjeros que se hayan graduado de una institución de la Organización Mundial de la Salud pueden aplicar proporcionando un certificado estándar de la Comisión Educativa del Graduados Extranjeros en Medicina (ECFMG, por sus siglas en inglés) o del Consejo Médico de Canadá junto con una copia del diploma de la escuela médica indicando el título de médico y cuándo se le otorgó.

Residencia de entrenamiento

Además de la escuela de medicina, los pediatras de atención primaria deben completar tres años de entrenamiento en un programa acreditado de residencia en pediatría. El primer año posterior a la graduación debería incluir entrenamiento pediátrico general e integral. En el segundo y tercer año, el candidato debería tener responsabilidades progresivamente crecientes en la atención al paciente y supervisar a los estudiantes de medicina y personal del hospital junior. En algunos casos, pueden ofrecerse exenciones o crédito de residencia de entrenamiento parcial a los médicos extranjeros o a los médicos norteamericanos transfiriendo a los pediatras de otra residencia acreditada.

Examen escrito

Una vez que el candidato completa su residencia pediátrica y obtiene una licencia sin restricciones para ejercer la medicina en los Estados Unidos o Canadá, puede aplicar para tomar el examen de certificación de ABP. La certificación es otorgada tras pasar el examen de opciones múltiples integral. En el caso de solicitantes extranjeros que practican exclusivamente en el extranjero, debe proporcionarse un comprobante de otorgamiento de la licencia del país donde fueron empleados. El examen de certificación general de siete horas se administra anualmente en el otoño en centros de prueba en América del norte y en el extranjero. Los exámenes para subespecialidades ocurren cada dos años y duran medio día.

Mantenimiento de la certificación

La recertificación se requiere cada siete años. El ABP define el mantenimiento de la certificación como "un proceso continuo de aprendizaje y autoevaluación diseñado para mejorar continuamente el conocimiento y rendimiento clínico de un médico". Los cuatro criterios MOC incluyen profesional permanente a través del mantenimiento de una licencia médica actual, vigente y sin restricciones, aprendizaje a través de actividades de conocimiento de autoevaluación, demostración de experiencia cognitiva con un examen MOC cada 10 años y las actividades de mejora de calidad para desarrollar el desempeño en el trabajo en la práctica. Los cursos en línea están disponibles a través de la Academia de Pediatría de Estados Unidos (AAP, por sus siglas en inglés).

Certificación de subespecialidad

Además de certificación de la junta general en pediatría, el ABP ofrece 13 certificaciones de subespecialidad en medicina adolescente, pediatría del desarrollo y de conducta, medicina paliativa y de hospicio, toxicología médica, medicina neonatal perinatal, cardiología pediátrica, medicina de cuidados intensivos pediátrica, medicina de emergencia pediátrica, hemato-oncología pediátrica, nefrología pediátrica, pulmonología pediátrica, reumatología pediátrica y hepatología de trasplante pediátrico.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images