¿Qué significa tener un positivo en el patrimonio neto y flujo de efectivo negativo?

Escrito por Courtney Ryan | Traducido por Daniela Laura Arjones

El patrimonio neto y flujo de efectivo son los indicadores financieros que transmiten diferentes tipos de información. Mediante el seguimiento tanto del patrimonio neto y de flujo de efectivo, tienes una visión práctica de la actual situación financiera de tu pequeña empresa, así como un buen indicador de la salud que va a cambiar con el tiempo. Aunque pueda parecer contradictorio, es posible que un negocio para tener tanto un patrimonio neto positivo y un flujo de caja negativo.

Patrimonio Neto

En pocas palabras, el patrimonio neto de una empresa es el valor total de los activos de la empresa menos la suma de sus pasivos totales. Los activos son elementos que posee la empresa y con lo que puede generar ingresos. Se incluyen bienes raíces, inventario, cuentas de inversión de negocios y reservas de efectivo. Los pasivos son lo que debe tu pequeña empresa, incluidos los préstamos, cuentas por pagar y deudas de tarjetas de crédito. Si vas a vender todos los activos de tu negocio y pagar tus deudas pendientes, la cantidad restante sería el valor neto. Un valor neto positivo significa que tus activos comerciales superan tus pasivos.

Flujo de efectivo

Mientras que el patrimonio neto da un panorama financiero global, el flujo de caja mide la dirección donde se dirige tu negocio. El flujo de caja es la medida diaria, mensual o anual de dinero que entra, menos el dinero que sale. Dinero que entra incluye las ventas de la empresa, cuentas por cobrar y otros depósitos de efectivo positivos de otras fuentes. Dinero que sale incluye todo lo que pagas por las necesidades diarias de tu negocio, incluyendo la nómina, pago de licencias, impuestos, suministros de oficina, materiales e inventario. Cuando una empresa gasta más de lo que hace, tiene un flujo de caja negativo.

Relación entre los dos

El patrimonio neto y flujo de efectivo están íntimamente conectados. El flujo de caja es lo que lleva a un aumento o disminución del patrimonio neto total de un negocio. Con un flujo de caja positivo, el valor neto de tu pequeña empresa aumenta con el tiempo. O estás continuamente añadiendo dinero a tus activos totales del negocio, o estás utilizando el flujo de caja positivo para pagar parte de la deuda comercial. Cualquiera de estas acciones aumenta el valor neto total de tu pequeña empresa. Por el contrario, un flujo de caja negativo disminuye el valor neto de tu empresa a través del tiempo. La mejor manera de maximizar el valor neto a largo plazo de tu negocio es concentrarte en aumentar tu flujo de caja.

Seguimiento a través del tiempo

El patrimonio neto y flujo de efectivo son excelentes herramientas para el seguimiento de la salud financiera de tu negocio. Muchas pequeñas empresas comienzan con un patrimonio neto negativo. Ellos tienen grandes gastos de puesta en marcha, y puede tomar tiempo para que los flujos de ingresos sean establecidos para comprar activos de la empresa. Con el tiempo, una empresa puede aumentar su patrimonio neto con más ingresos de lo que paga en gastos, lo que se conoce como cultivar un flujo de caja positivo. El seguimiento de estas cifras puede ayudarte a atrapar a los momentos en que un flujo de caja negativo está comiendo el patrimonio neto total de tu pequeña empresa.

Créditos de las fotos

  • Phil Ashley/Lifesize/Getty Images