¿Qué significa llevar la contabilidad virtualmente?

Escrito por Amanda Banach | Traducido por Blas Isaguirres

La contabilidad virtual le permite a un contador o tenedor de libros prestar servicios de contabilidad a un cliente de forma remota. Las posiciones de teletrabajo son cada vez más comunes a medida que las empresas buscan formas creativas de encontrar un equilibrio entre las disposiciones relativas al personal y cargas de trabajo. Un arreglo de contabilidad virtual puede ser beneficioso tanto para la empresa y el contador en términos de flexibilidad y costo.

Definición de la contabilidad virtual

La contabilidad virtual permite a contador trabajar a distancia en lugar de físicamente trabaja en la oficina de un cliente. Aparte del lugar de trabajo, no hay mucha diferencia entre los servicios de contabilidad regulares y un arreglo virtual. Un contador virtual utiliza software de contabilidad computarizado para registrar transacciones financieras, la revisión y actualización de las declaraciones, y conciliar las cuentas.

Cómo funciona

Para permitir la contabilidad virtual, la empresa otorga acceso remoto a sus documentos de servidores, software y financiera al contador virtual. El contador inicia sesión en una red segura de la empresa desde su computadora personal y accede a los documentos tal como lo haría si iniciase sesión en una computadora de la empresa en el lugar e instala software de contabilidad de la empresa en su propia computadora. Dependiendo del arreglo, ya sea el trabajador o el cliente puede adquirir y registrar el software, pero ambos deben usar el mismo programa y versión para garantizar la adecuada transferencia y comunicación de los archivos. Si el contador es empleado de la empresa, se le pagará de acuerdo con las políticas de nómina del empleador y de ciclo. Si el contador está trabajando como contratista independiente, se facturará a la empresa por los servicios prestados y el cliente remitará el pago de acuerdo a su política de pago a contratistas.

Beneficios para el empleador

Un contador virtual puede ser atractivo para una empresa debido a los ahorros de costes y la flexibilidad asociada con este arreglo. Los contadores virtuales no requieren espacio de oficina o suministros, y los que trabajan como contratistas no necesitan seguros, beneficios o impuestos de empleo (un gran ahorro para el empleador). Los contadores virtuales ofrecen disponibilidad flexible y pueden trabajar tan poco o tanto como las necesidades de la empresa, lo que puede ser especialmente beneficioso para las pequeñas empresas que no necesitan un contador de tiempo completo en el lugar o cuyos servicios financieros necesitan fluctuar.

Beneficios para el contador

Los contadores y tenedores de libros pueden decidir trabajar desde su casa en una capacidad virtual por muchas razones. La más común es la flexibilidad de horarios que atrae a muchos trabajadores, en particular para padres que se quedan en el hogar y personas con discapacidad. Siempre y cuando el trabajo esté terminado antes del plazo especificado por el cliente, el contador es libre de trabajar de forma autónoma para llevar a cabo sus tareas. La perspectiva de no tener que salir de casa para el trabajo es otro beneficio atractivo, ya que puede ahorrar dinero en gasolina, mantenimiento del automóvil y cuidado de niños al contador. Los contadores virtuales ambiciosos pueden optar por trabajar para varios clientes.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images