¿Qué se incluye en un inventario?

Escrito por Rena Dietrich | Traducido por Andrés Marino Ruiz

Las empresas compran inventario para vender a sus clientes a precios superiores de lo que pagaron para suministrarlo. La mayor parte del inventario sólo incluye lo que se encuentra físicamente en la tienda o almacén. Sin embargo, a veces puede ser más difícil determinar qué incluir en los recuentos de inventario cuando los bienes están en tránsito, en consignación o si ha habido devoluciones de ventas.

Bienes en tránsito

La mayoría de las empresas determinan qué incluir en el inventario al final del período contable. El último día del plazo es la fecha de corte del mismo. El establecimiento de una fecha de corte del inventario es importante cuando hay mercancías en tránsito entre la empresa y sus clientes, o entre la empresa y sus proveedores. Por ejemplo, una empresa ordenó el inventario el 28 de diciembre y lo recibió el 3 de enero. Si la fecha de corte del inventario es el 30 de diciembre, el inventario en tránsito debe ser incluido en los estados financieros de la compañía.

Términos de envío

Hay una excepción. Cuando las mercancías están en tránsito, es importante tener en cuenta los términos del contrato de transporte. Si el inventario se entrega gratuitamente en el punto de embarque, la empresa es el propietario legal del inventario tan pronto como el proveedor lo envía. El negocio debe incluir el envío en tu recuento de inventario, si se envía por la fecha de corte del inventario. Si el inventario se envía gratuitamente a destino, el negocio no es el propietario legal del inventario hasta que se llegue realmente a la empresa. Debes incluir el envío en tu recuento de inventario sólo si cuentas con el envío a la fecha de corte del inventario.

Consignación

Cuando una empresa se encarga por otra empresa para vender sus productos al tiempo que conserva la propiedad, se vende bajo consignación. El expedidor transfiere el inventario para el negocio (el consignatario), pero el consignador retiene el título legal. Si el destinatario no puede vender los productos, se los devuelve al remitente. Si los vende, remite el precio de venta al expedidor y toma una comisión. Los productos en consignación se incluyen en el inventario del expedidor, no los de destinatario, a pesar de que no están en posesión física del expedidor.

Devoluciones de ventas

La mayoría de los compradores tienen el derecho a la devolución de la mercancía. Puede ser difícil contar con precisión las devoluciones de ventas y de incluirlas en el inventario. En estas situaciones, los vendedores deben estimar cuántas vueltas serán hechas. Los vendedores tienen que hacer esto antes de que puedan registrar los ingresos. Los vendedores también deben asignar valor a los rendimientos que se estiman que se harán. Las empresas incluyen el costo de la mercancía que será devuelta anticipadamente en la fecha de corte del inventario en tu recuento del mismo.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images