¿Qué se considera una pérdida de negocios?

Escrito por Marquis Codjia | Traducido por Andrea Galdames
Una pérdida de negocio puede resultar de una operación normal de la empresa o de un evento irregular que genera una caída de las actividades corporativas.

Una pérdida de negocio puede resultar de una operación normal de la empresa o de un evento irregular que genera una caída de las actividades corporativas.

Una pérdida de negocio puede resultar de una operación normal de la empresa o de un evento irregular que genera una caída de las actividades corporativas. Los contadores registran una pérdida de negocio en el estado de resultados (también conocido como estado de ganancias y pérdidas, P&L por sus siglas en inglés o reporte de ingresos. Además de las pérdidas, un P&L muestra las partidas con ingresos, como las ventas y las ganancias por inversión.

Pérdida por operatoria normal

Una pérdida por operatoria normal puede ocurrir si una empresa genera menos ingresos que egresos en un período determinado, por ejemplo en un mes o trimestre fiscal. Los contadores avisan a la empresa que tiene más gastos (también conocidos como costos) que ingresos durante el período de referencia. Los gastos operativos incluyen todo, desde salarios y publicidad hasta depreciación, material de oficina y litigios. A diferencia de otros costos, una empresa no gasta dinero en la depreciación, que es la pérdida periódica del valor de un activo fijo. Los activos fijos van desde equipos y vehículos a herramientas y fábricas.

Pérdidas irregulares

Ante un evento económico adverso e irregular se provoca un hueco numérico en las arcas de la empresa; el personal de finanzas no utiliza el término "gasto" para describir este evento, sino que usa la palabra "pérdida" ya que un gasto normalmente entra en la sección "elementos operativos" de un P&L.; Los principales tipos de pérdidas de negocio provienen de partidas extraordinarias, del efecto acumulativo de cambios contables y de acontecimientos inusuales. Un acontecimiento extraordinario es aquel que es a la vez poco frecuente e inusual en la naturaleza (nieve en África subsahariana, por ejemplo). Una pérdida contable podría suceder si una empresa cambia de un estándar de contabilidad, (como principios contables generalmente aceptados o GAAP por sus siglas en inglés) a otro nivel, como los GAAP de Canadá.

Tratamiento contable

El GAAP y otros decretos normativos tales como los procedentes de la Comisión de Seguridad e Intercambio de EE.UU y el Instituto Estadounidense de Contadores Públicos Certificados requieren un registro de negocios para cualquier pérdida inusual por debajo de la cantidad de los ingresos de explotación. Los contadores reportan la pérdida "después de impuestos", lo que significa que deducen el importe del impuesto correspondiente a la pérdida antes de publicarlo en el estado de resultados.

Mitigación

Para mitigar las pérdidas, una empresa utiliza una mezcla de herramientas, estrategias y metodologías que ayudan a crear un ambiente de trabajo donde los empleados entienden la importancia de frenar los excedentes y cumplir con la ley. Las herramientas de mitigación de pérdidas incluyen controles internos, programas de capacitación regulares para mantener al personal al tanto de las últimas regulaciones, sesiones de retroalimentación financieras periódicas y auditorías de operaciones. Un control interno es un conjunto de políticas que le dice a los empleados qué hacer, cómo hacerlo y cómo informar un evento.

Créditos de las fotos

  • Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images