¿Qué ropa de trabajo se considera como un gasto empresarial?

Escrito por Gail Sessoms | Traducido por Josué Miraflores M
El IRS cuenta con guías específicas para saber qué tipo de ropa de trabajo es deducible de impuestos.

El IRS cuenta con guías específicas para saber qué tipo de ropa de trabajo es deducible de impuestos.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) permite que las empresas e individuos deduzcan determinados tipos de ropa de trabajo como un gasto empresarial. Un empleado puede deducir esta ropa como gastos no reembolsados ​​si él la compró y el empleador no le reembolsó el costo. Una empresa puede solicitar una deducción por ropa de trabajo si proporciona la ropa a sus empleados, provee los fondos -como sucede con un subsidio para ropa- para que los empleados compren la ropa o reembolsa a los empleados el costo de la compra de la ropa . El IRS proporciona pautas detalladas para ayudar a los contribuyentes a entender en qué casos la ropa es deducible como un gasto empresarial.

Común y necesario

El IRS requiere que para que los gastos empresariales sean deducibles, éstos deben ser ordinarios y necesarios. Los gastos ordinarios son aquellos que son comunes al tipo de negocio. Los gastos necesarios son aquellos que son apropiados y útiles para tu negocio. Para que sean deducibles, los uniformes y la ropa de trabajo especial debe usarse ​​comúnmente en negocios similares y debe ser necesaria para el funcionamiento de la empresa, como la seguridad o el reconocimiento. El mismo requisito de "ordinario y necesario" se aplica a los gastos no reembolsados ​​reclamados por los empleados.

Uniformes y ropa de trabajo

Las deducciones empresariales se otorgan por la compra y el mantenimiento de uniformes y ropa de trabajo que son requeridos por el empleador y que no son apropiados para el uso diario. Algunos ejemplos de personas que usan uniformes sólo en el trabajo y no en situaciones distintas son los carteros, policías y trabajadores del transporte. Ciertos tipos de ropa de trabajo, tales como pantalones de color blanco o azul, no son lo suficientemente distintivos para calificar para una deducción empresarial. El IRS permite una deducción por uniformes militares sólo a los reservistas que tienen prohibido usar el uniforme cuando no están en servicio. El personal civil en las escuelas militares puede deducir sus uniformes.

Ropa de protección

El IRS permite deducir la ropa de protección que se utiliza en industrias como la construcción, la pesca, el aire acondicionado, las plantas químicas, los campos de petróleo y otras ocupaciones que exponen a los trabajadores al peligro. La ropa de protección incluye cascos, guantes, botas de seguridad y ropa fabricada para proteger contra temperaturas extremas y materiales peligrosos.

Ropa profesional

Las deducciones de gasto empresarial no están permitidos para la ropa descrita como profesional o de negocios, tales como trajes. El Tribunal Fiscal de los Estados Unidos dictaminó en enero de 2011 que un locutor no puede deducir el costo de la ropa conservadora requerida por su empleador para sus transmisiones. Negarse a usar la ropa en lugares distintos de trabajo, a pesar de que es adecuada para el uso diario, no le da derecho al empleado a una deducción por ella.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images