¿Qué problemas surgen cuando haces negocios a nivel mundial?

Escrito por Van Thompson | Traducido por Sofia Semo

Hacer negocios a nivel mundial puede proporcionarle a tu negocio nuevas e interesantes oportunidades de crecimiento y beneficios. Sin embargo, si el negocio mundial fuera fácil, todos lo harían, y hay riesgos y desafíos asociados con los aspectos internacionales importantes. Tendrás que contratar a personas de confianza para supervisar tus operaciones globales si deseas que tu negocio tenga éxito a nivel internacional.

Aspectos legales

Al realizar comercio con otro país, tendrás que estar familiarizado con las leyes de ese país. También podrías tener que pagar impuestos adicionales y derechos de importación en los Estados Unidos si vas a importar productos a otros países. Las complejidades legales de los negocios internacionales pueden ser un reto, y sin asesoría legal adecuada podrían ser objeto de multas y sanciones. Asegúrate de tener excelentes abogados internacionales que tengan una base sólida en las leyes de sus países de origen.

Problemas de lenguaje

Las barreras lingüísticas son un inconveniente obvio para hacer negocios a nivel internacional. Es posible que tengas que depender de traductores al hablar con los contactos de negocios, y los detalles que tus contactos pueden perderse en la traducción. Si externalizas el servicio al cliente a otro país, tus clientes pueden tener dificultades para comprender a las personas cuya lengua materna es diferente a la tuya.

Barreras culturales

Diferentes culturas tienen diferentes valores, ya veces estas diferencias pueden ser duras. El género, por ejemplo, podría ser problemático en los países donde a las mujeres no se les da los mismos derechos que a los hombres. Te preguntarás si puedes enviar con seguridad empleadas a determinados países. Los estilos de comercialización en otros países pueden ser diferentes, y el comportamiento educado en los Estados Unidos puede ser descortés en otro lugar. Algunas culturas no tienen contratos tan en serios como los demás, y consideran a un grupo más importante que a un individuo. Es importante aprender las complejidades culturales de los lugares en los que se hacen negocios.

Supervisión

Ya sea que estés abriendo una fábrica en otro país o simplemente comprando o vendiendo propiedades, la distancia se reduce a su supervisión. Es aconsejable emplear a personas que sepan sobre el estado de tu negocio en otros países y que puedan advertir sobre los posibles problemas. Sin una supervisión adecuada, es posible que estés pagando por explotación laboral. Han habido casos que involucran productos peligrosos importados de otros países, por eso es vital asegurarte que los productos que estás pagando no pongan en peligro a tus clientes.

Problemas políticos

Muchas personas se oponen fuertemente a la contratación externa, a la globalización y otras prácticas comerciales internacionales. Puedes perder parte de tu base de clientes si empiezas a operar en otros países. Por otra parte, si tu empresa está involucrada en abusos de los derechos humanos en otros países, incluso si no tenías idea de que estos abusos se producen, puedes estar sujeto a una avalancha de publicidad negativa y pérdida de negocios.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images