¿Qué prendas no deben usar las mujeres en entrevistas laborales?

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Eva Ortiz

La ambigüedad de la vestimenta casual de negocios en el lugar de trabajo y si se aplica a la ropa que debes usar para una entrevista es confusa para muchos buscadores de trabajo. A menudo es poco claro qué tipo de atuendos crean una buena impresión. Para los hombres, una chaqueta y corbata y pantalones es un conjunto fácil de armar. Sin embargo, para las mujeres, las reglas son diferentes, y a menudo es difícil evaluar lo que funciona para esa primera reunión con un reclutador o gerente de contratación. En caso de duda, menos es más y estar formal es más aceptable que estar a la moda. En general, evita que tu atuendo para la entrevista envíe un mensaje equivocado.

Demasiados accesorios

Demasiados accesorios, pulseras, collares y pendientes, pueden ser una distracción. Un enfoque minimalista en los accesorios de un conjunto para una entrevista es la apuesta más segura para las mujeres. Un reloj, no más de uno o dos anillos y aretes pequeños, clásicos (como perlas, o argollas de de oro o plata), son los accesorios que no distraerán de tus respuestas en la entrevista.

Demasiado perfume

No te pongas demasiado de una fragancia, ya que, también, puede distraer al entrevistador. Un perfume abrumador puede ser ofensivo, sobre todo cuando se está en una oficina o en un recinto cerrado con el reclutador de personal o director de recursos humanos. A lo largo de la entrevista, el reclutador puede centrarse menos en tus respuestas y más en preguntarse por qué llevas tanto perfume.

Colores fuertes

Las mujeres deben evitar llevar trajes o prendas en colores brillantes y estampados llamativos. Aunque por lo general es apropiado usar un poco de color, algo que llame la atención por mucho tiempo es probable que sea demasiado para el atuendo sobrio que debes llevar a una entrevista. Los trajes, las faldas y los pantalones en colores neutros u oscuros son tu mejor apuesta.

Zapatos incorrectos

Los zapatos abiertos, las sandalias, las zapatillas, las ojotas y los tacones de aguja generalmente no son adecuados para una entrevista. En algunos casos, el entrevistador puede decirte que uses zapatos que sean cómodos para un recorrido por las instalaciones. Si la instalación es un almacén o similar, es lícito llevar un par de zapatillas para cambiarte. De lo contrario, inclínate por zapatos conservadores que hagan juego con tu ropa de negocios.

Prendas de abrigo ostentosas

El uso de un abrigo de piel para una entrevista puede enviar el mensaje de que eres pretenciosa o realmente no necesitas un trabajo para mantener tu estilo de vida. Dar una buena impresión a menudo significa vestirse de una manera no descriptiva. Ingresar a una entrevista de trabajo usando un abrigo largo de visón podría arruinar tus posibilidades de conseguir el trabajo; especialmente si estás solicitando un trabajo en una organización por los derechos animales.

Créditos de las fotos

  • NA/PhotoObjects.net/Getty Images