¿Qué porcentaje de un presupuesto debe ser para la administración?

Escrito por Leonard Dozier | Traducido por Daniela Laura Arjones

Dejar de lado un presupuesto para gastos administrativos puede ayudar a mantener tu pequeña empresa por buen camino financiero en lo que respecta a los gastos de explotación, así como la cantidad que te pagas a ti mismo. También puede desempeñar un papel crucial en la fuerza del presupuesto global para ayudar a atraer a los prestamistas e inversores. Cuando se utiliza un porcentaje para asignar capital para los gastos administrativos, dos factores importantes son los gastos salariales y los ingresos brutos.

Qué son costos de administración

Para una pequeña empresa, los costos de administración pueden incluir los salarios de unos pocos miembros del personal, servicios públicos, seguros para las empresas y los costos de publicidad. Incluso un negocio a tiempo parcial, con bajos costos de puesta en marcha tiene algunos, si no todos, de estos costos. Estos también pueden incluir los beneficios pagados a los empleados, tales como los planes de salud y 401k.

Salarios

Los salarios tienen un gran impacto en el presupuesto de los gastos administrativos. Bob Holden, vicepresidente de Employco, una agencia de recursos humanos para las pequeñas empresas, afirma que "El mayor error que los propietarios hacen es reaccionar a lo que una persona quiere antes de saber lo que deben pagar". Los consultores Segundo Viento, que proporcionan asesoramiento sobre deudas y otras orientaciones operacionales para las pequeñas empresas, aconseja a los propietarios pagar entre 30 y 38 por ciento de los ingresos a los salarios.

Fórmulas

Los costos administrativos también se conocen como gastos de operación. Ya sea una gran empresa con cerca de 100 empleadores o una pequeña empresa con 20 a 30 empleados, la determinación del porcentaje de gastos administrativos implica gastos operativos totales y los gastos salariales. Para determinar el porcentaje destinado a salarios, la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos sugiere dividir los gastos de operación por el monto total de los salarios. Por otra parte, el índice de gastos de funcionamiento puede ser utilizado por las pequeñas empresas para los gastos administrativos del presupuesto. Este cociente divide los gastos operativos entre las ventas netas y se multiplica por 100 para determinar los gastos de funcionamiento reales.

Las ONG y voluntariados

Aunque las organizaciones no lucrativas están teóricamente en el negocio para servir a un propósito en lugar de ganar un beneficio, ellas todavía tienen muchos de los costos administrativos de las empresas con fines de lucro. Netplaces.com asesora a organizaciones no lucrativas según el presupuesto, de acuerdo con el siguiente esquema: 80 por ciento para la misión y el propósito sin fines de lucro, el 10 por ciento para los costos de administración y el 10 por ciento para los gastos de recaudación de fondos. Lo ideal es que los fondos de inversión en una cuenta de ahorros no deben ser considerados como parte de estos porcentajes. La ayuda voluntaria puede ser una manera para que las pequeñas empresas ahorren en costos administrativos, sobre todo los salarios.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images