¿Qué me pongo para un almuerzo informal de una entrevista?

Escrito por Carolyn Williams | Traducido por Juan Ignacio Ceviño

Vestirse para el éxito es difícil en una entrevista informal, especialmente una que involucra una comida. La clave consiste en imitar el ambiente de los que te entrevisten para demostrar que eres un buen ajuste para la cultura corporativa. Recuerda que esta es una entrevista, aunque sea a través de una mesa de almuerzo. Preséntate prolijo y profesional para ayudar a tu candidatura para el puesto de trabajo

Vístete como si trabajaras ahí

Si la empresa es muy formal, repite lo que ya sabes que la empresa requiere. Dado que los entrevistadores están viniendo de la oficina, van a estar vestidos con ropa adecuada a su jornada de trabajo. Diseña tu atuendo con esto en mente, centrándote en un traje más informal, no uno a rayas de tres piezas, para los hombres. Usa zapatos sin cordones. Para las mujeres, un traje más informal o un conjunto de suéter y falda proporciona un atuendo informal pero de negocios. No uses sandalias con punta abierta y usa zapatos de taco bajo con punta cerrada. Si tu empresa potencial tiene un código de vestimenta, usa un traje que cumpla los requisitos. Si no estás seguro, llama a la persona que ha programado la entrevista o a un representante de recursos humanos para confirmar el código de vestuario.

Piensa en tu parte de arriba

Cuando estés sentado en el almuerzo, tu mitad superior estará más visible que la parte baja. Si eres mujer, evita camisas que muestren el escote, tales como camisas abotonadas que pueden desabrocharse o con cuellos en V profundos. También evita joyas excesivamente grandes que quiten la atención de tu cara: las joyas profesionales y discretas, como un collar de perlas o una cadena con un dije son las adecuadas. Si eres hombre, usa una camisa con cuello que se ajuste al tuyo. No uses una camisa de cuello que sea demasiado apretado cuando esté completamente abotonada y tenga una corbata.

Cuidado personal

Tanto hombres como mujeres, eviten la colonia o el perfume fuerte. Van a estar sentados en relativa proximidad de sus entrevistadores, por lo que no querrán abrumar sus sentidos olfativos. Además, si eres mujer, evita usar mucho maquillaje o peinados que se aparten del aspecto profesional. Una cola de caballo es apropiada para el gimnasio o una clase, pero no es apropiada cuando se están vendiendo habilidades en una entrevista.

Pantalones vaqueros

Los pantalones vaqueros son un elemento básico de cada armario. También pueden tener un lugar en la ropa de trabajo una vez que tienes el puesto. Sin embargo, son una elección difícil para una entrevista, incluso una que se lleva a cabo en un restaurante local durante el almuerzo. Usa pantalones de color caqui, una falda ocasional o un vestido, pero aléjate de los vaqueros hasta que hayas conseguido el trabajo. El proceso de la entrevista es lo suficientemente difícil. Querrás verte como si encajaras perfectamente, pero también usar ropa que se adapte a la seriedad de la entrevista. Procura tener un aspecto de negocios, incluso para una entrevista informal.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images