¿Qué hacer cuando un supervisor te insulta?

Escrito por Jill Leviticus | Traducido por Pattricia Patino

Un jefe verbalmente abusivo puede disminuir tu motivación y hacer más complicado tu trabajo. Insultar o maldecir a un empleado no es una forma efectiva de manejar un problema o discusión, pero no todas las compañías tienen políticas respecto sobre cómo debe ser el comportamiento de los supervisores. Si tu jefe es verbalmente abusivo es importante que entienda tus opiniones.

Evita interiorizar los comentarios

Es difícil no tomarlo como algo personal cuando alguien te grita o te insulta. Asimilarlo de corazón sólo hará que la situación sea más complicada de manejar de manera racional, particularmente si te sientes humillado o avergonzado como resultado de las acciones de tu supervisor. Un mal comportamiento de tu jefe es un reflejo de él, no de ti. Sólo porque tu supervisor tiene dificultades manejando problemas o el estrés apropiadamente no necesariamente significa que estás haciendo algo mal o eres incompetente.

Habla con tu supervisor

Pídele a tu supervisor que se reúna contigo para discutir el problema. Solicita la reunión en un momento en que tu jefe esté calmado y no bajo estrés. Durante la cita menciona que es importante para ti hacer un buen trabajo y que te gustaría que tu jefe te dijera si no estás realizando una tarea o proyecto correctamente. Explica que es complicado enfocarte en el punto de la instrucción cuando te grita o te insulta. Si tu supervisor te regaña públicamente, pídele que te de sus comentarios en privado y que se dirija a ti de manera profesional y calmadamente. La empresa de servicios de negocios Ceridian sugiere que ensayes lo que vas a decir antes de tener la reunión si estás nervioso de discutir el problema con tu supervisor.

Contacta a recursos humanos

Discute tus preocupaciones con el departamento de recursos humanos si el comportamiento no cambia. Este enfoque puede ser útil si tienes un departamento de recursos humanos que se preocupa por la satisfacción y motivación del empleado, pero puede ser contraproducente si el departamento no tiene autoridad independiente y tiene un mal historial de responder a las quejas. Estudia cómo el departamento ha manejado las quejas de los empleados en el pasado antes de decidir si vale la pena hacer una queja oficial. Si el departamento no ha sido eficaz en el pasado en registrar una queja en contra de tu supervisor puede resultar en un aumento del abuso verbal.

Renuncia

Si nada ha funcionado para detener el abuso verbal, puede ser tiempo de encontrar otro empleo. Aunque puede ser difícil dejar un trabajo que disfrutabas hacer puede ser la única opción si la situación no ha mejorado y no tiene probabilidades de cambiar. El "U.S. News and World Report Money" (Noticias de Estados Unidos y el Informe Monetario Mundial) aconseja renunciar si comienzas a sufrir de presión arterial alta debido al estrés de tu trabajo, sientes nauseas de sólo pensar en retornar al trabajo después del fin de semana o necesitas usar tus días de vacaciones por quiebres de tu salud mental.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images