¿Qué hacen las empresas para aumentar los beneficios y disminuir las pérdidas?

Escrito por Jay Way | Traducido por Karen Angelica Malagon Espinosa
Sigue los pasos adecuados para aumentar las ganancias y disminuir las pérdidas de tu empresa.

Sigue los pasos adecuados para aumentar las ganancias y disminuir las pérdidas de tu empresa.

Las empresas pueden realizar distintas estrategias para aumentar las ganancias o minimizar las pérdidas con base en sus fortalezas organizacionales. Aunque la diferenciación y el precio bajo del producto pueden ser importantes en el aumento de ganancias, controlar el costo y mantener la venta de las acciones pueden ser más importantes en la disminución de pérdidas. Sin importar qué activos son de la empresa y la cantidad de efectivo que tenga, las pérdidas por largos periodos de tiempo, eventualmente debilitarán las posiciones de activos de la empresa y disminuirán la cantidad de su efectivo.

Diferenciación de producto

Las empresas que pueden diferenciarse otorgando productos de alta calidad o servicios, a menudo pueden dirigir precios bajos en el mercado. Aunque el precio por sí solo no garantiza la ganancia, le da a las empresas la oportunidad de maximizar las ganancias. Con todo lo demás igual, mientras más alto sea el precio que cobren las empresas por sus productos o servicios de calidad superior, mayores serán las ganancias que las empresas pueden esperar. La estrategia de diferenciación sólo funciona en caso de que las empresas cuenten con un mercado objetivo en el que los clientes sean menos sensibles al precio pero más conscientes de la calidad que los clientes de otros mercados.

Estrategia de precio bajo

Los clientes en el mercado no son homogéneos. Cuando buscan productos o servicios con funciones básicas a precios competitivos, las empresas que sirven a esos clientes pueden adoptar la estrategia de precio bajo. Cuando la demanda de un producto o servicio es altamente elástica, si el pecio baja, la demanda se fortalece más. Aunque las empresas esperan ganar menos por unidad a un precio más bajo, el aumento de las ventas por volumen lleva a una ganancia total. La habilidad de contar con más producción en masa y más distribución extendida es la clave para tener éxito en la estrategia de bajo precio.

Control de costos

Las empresas pueden sufrir pérdidas a veces, no porque no haya ganancias por ventas sino por el exceso de costo. Controlar el costo es el paso principal para minimizar las pérdidas. Cuando las empresas pueden operar a un nivel de bajo costo constante, se encontrarán en una mejor posición para absorber cualquier caída de precios o disminución del mercado y mantenerse estables. Mientras más bajo sea el precio más grande será el margen de ganancias. En caso de que el costo aumente a un nivel que resulte en un margen ligero de ganancias, las empresas se vuelven vulnerables a cualquier crisis de precios o deterioro de ventas y se pueden generar pérdidas importantes.

Mantenimiento de mercado

Las empresas que experimentan ventas anémicas son menos probables que logren una buena rentabilidad. Aunque los ingresos de cada unidad de venta pueden ser suficientes para reemplazar su costo variable y lograr ganancias, las empresas cuentan con la acumulación de la ganancia por unidad a partir de muchas unidades de venta para cubrir por completo con los costos fijos y con los presupuestos. Sin las ventas suficientes por volumen para mantener un nivel necesario de mercado, las empresas pueden no ser capaces de cubrir todos los costos fijos y los excedentes. Para minimizar las pérdidas las empresas deben cumplir con los presupuestos de venta por volumen manteniendo un nivel satisfactorio de mercado.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images