¿Qué hace que el ser empresario sea desafiante?

Escrito por Tanya Robertson | Traducido por Antonella Iannaccone

A pesar de que ser un empresario tiene sus ventajas, también tiene sus desafíos. Cuando los empresarios comienzan a salir, a menudo se consideran una demostración de una persona, lo que significa que son responsables de hacer todo por su cuenta. Esto por lo general equivale a trabajar muy largas horas, hacer malabares con numerosos proyectos y tener que crear en forma constante nuevas ideas. Sin embargo, una vez que aprendes a superar los desafíos, serás capaz de recoger los frutos.

Finanzas

Uno de los mayores dolores de cabeza para los empresarios consiste en tratar con las finanzas. Para los nuevos emprendedores, a menudo es difícil recaudar capital suficiente para poner en marcha sus empresas. Incluso después de establecer el negocio, los empresarios tienen dificultades para la obtención de préstamos y líneas de crédito, ya que los bancos establecen altos requerimientos de elegibilidad para los propietarios de pequeñas empresas. Otro problema que enfrentan los empresarios es que pueden luchar financieramente durante bastante tiempo antes de que su negocio sea rentable. Mientras tanto, los empresarios trabajan muchas horas y con poco o ningún pago.

Tiempo de gestión

Los empresarios son conocidos por trabajar largas horas y hacer malabares con muchas responsabilidades. Por lo tanto, es imperativo que tengan buenas habilidades de gestión del tiempo. De lo contrario, los empresarios tienden a excederse a sí mismos y asumir más trabajo del que pueden manejar. A largo plazo, esto no es bueno para la salud del empresario o la reputación de la empresa. Además, para aquellos que tienen una familia en el hogar, equilibrar una vida de trabajo y una vida familiar a menudo resulta difícil.

Auto motivación

Mientras que muchas personas están acostumbradas a tener un horario de trabajo conjunto y de rutina que deben cumplir, las cosas son un poco diferentes con los empresarios. Cuando trabajas por cuenta propia, debes motivarte para levantarte temprano cada día y hacer frente a lo que hay que hacer. Algunas personas son buenas para mantenerse a sí mismas motivadas, pero para otros es una lucha constante. Para un empresario, no hay tiempo para la dilación, ya que no te están pagando por cumplir con un horario. Como empresario, te pagan únicamente por tu propia productividad y éxito.

La falta de enfoque

Los empresarios son conocidos por su constante intercambio de ideas y tener nuevas ideas sobre cómo pueden aprovechar y ganar más dinero. Al tiempo que estas ideas únicas son una buena cosa, pueden llegar a ser abrumadoras si no tienes el suficiente enfoque para reducir las opciones a las que tienen el mayor potencial. Como empresario, es tu trabajo concentrarte sólo en tus brillantes ideas y llevarlas a cabo hasta el final. Si careces de este enfoque, vas a perder el tiempo rebotando de una idea a otra sin que nada se lleve a cabo.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images