¿Qué gastos podrán pasar a pérdidas y ganancias en un restaurante?

Escrito por Sophia Harrison | Traducido por Carlos Alberto Feruglio

Los márgenes de ganancia en la industria de los restaurantes tienden a ser delgados debido al costo relativamente alto de los gastos operativos. Un estado de resultados se resume los ingresos, costos y gastos en que incurre un restaurante durante un período específico. El registro de la cantidad correcta de los gastos en él no sólo puede ahorrar dinero a tu negocio, sino también aumentar las ganancias.

Ganancias y pérdidas

Las empresas, los prestamistas y financistas, todos dependen de los estados de ganancias y pérdidas de la empresa como una indicación de lo bien que una empresa es capaz de generar beneficios mediante el aumento de los ingresos y reducir los gastos. Al igual que otras empresas, comienza con la entrada de cualquier ingreso operativo, como el que resulta de la venta de alimentos, y luego se restan los gastos de operación, tales como el costo de los bienes vendidos o importe pagado para las materias primas alimentarias, los impuestos y los pagos de intereses aplicables.

Costos operativos

Muchos dueños de restaurantes usan múltiples sombreros, entre ellos el de gerente y contador. Debido a que el personal profesional de finanzas a menudo no es contratado por los restaurantes, es muy importante asegurarte de que la cuenta de resultados sea exacta. Los gastos de operación típicos incluyen salarios, propinas y beneficios pagados a los empleados, las compras de alimentos y bebidas, alquiler, seguros y servicios públicos. Según RRG Consulting, estos gastos representan en cualquier lugar de 65 por ciento a 70 por ciento de cada dólar que un restaurante hace.

Costo de los bienes vendidos

Los costos de inventario son una parte importante de los gastos de explotación de un restaurante, y a diferencia de los fijos como el alquiler, son más fáciles de controlar cuando se gestionan adecuadamente. Los dueños de restaurantes pueden asumen erróneamente que el costo de los bienes vendidos son iguales al inventario inicial del mes dividido por las ventas de alimentos. Esto puede resultar en que la comida y el inventario de bebidas es demasiado con respecto a las ventas reales. Para evitar esto, los gerentes deben llevar un registro de uso semanal de inventarios. Del mismo modo, los alimentos vendidos debe tener un precio de acuerdo al costo real, no la comparación de la industria.

Impuestos e interés

Los gastos tributarios y el pago de intereses también se reportan en el estado de pérdidas y ganancias. Los impuestos son generalmente directos, con variaciones que dependen de la ubicación del restaurante, y los ingresos totales. Los gastos por intereses son típicamente más altos para una compañía que acaba de empezar en la industria del restaurante, cuando los principales gastos de capital, como equipos y alquiler deben financiarse. Sin embargo, los gerentes deben hacer un hábito de revisar estos gastos para asegurarse de que el negocio está minimizando sus gastos lo más posible.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock Images/Comstock/Getty Images