¿Qué estrategias de cambio se pueden utilizar para futuros cambios organizacionales?

Escrito por Stan Mack | Traducido por Dennis de la Barrera

Las iniciativas podrían tratar de mejorar las cosas, pero no siempre tienen éxito. La falta de consenso, las estrategias mal concebidas y las expectativas poco razonables son sólo algunas posibles causas del fracaso. Si bien no existe una receta para el éxito garantizado, algunas estrategias probadas con el tiempo pueden mejorar tu capacidad de diseñar, implementar y mantener un cambio significativo dentro de tu negocio.

Diseñando iniciativas

Tus sesiones de planificación deben incorporar las perspectivas informadas sin caer en la ley del “más fuerte”. Evita el derecho a tener la última palabra, mejor, solicita las opiniones de los trabajadores más conocedores y de los administradores para asegurar que tus metas son razonables y tus estrategias están bien fundamentadas.

Retroalimentación

La retroalimentación puede ayudar a empujar el cambio hacia la adopción exitosa que muestre cómo afinar tu iniciativa para hacer mejoras. Por ejemplo, si tu organización va a implementar nuevas políticas de seguridad para los trabajadores, la información periódica de los empleados involucrados ayudará a asegurar que tu iniciativa tiene el efecto deseado. Tus empleados pueden indicarte si las políticas funcionan bien, o puede ser que te informen sobre el poco efecto que están teniendo, al tiempo que limita drásticamente la productividad.

Incentivos

Alinea las necesidades de tus empleados con las necesidades de la empresa mediante el uso de incentivos. Los incentivos financieros típicos, tales como bonos y comisiones, son eficaces, pero cualquier beneficio significativo se puede enlazar con el éxito de una iniciativa que aumente tus posibilidades de aceptación. Por ejemplo, para motivar a los empleados a aceptar los cambios estructurales dentro de la empresa, es mejor explicarles cómo la nueva jerarquía de poder va a mejorar la comunicación y a reducir la confusión, así como crear iniciativas eficientes que reduzcan la carga de trabajo de todos.

Resistencia

A pesar de tus mejores esfuerzos para presentar los cambios de manera positiva, puedes encontrar resistencia. Incentivando la participación de las personas que se resisten al cambio mediante la incorporación de sus comentarios puedes ayudar a reducir su resistencia, de acuerdo con el libro "Hacia una estrategia: liderar la ejecución y el cambio efectivo", de Lawrence G. Hrebiniak. Por ejemplo, se reúnen para hablar de sus reservas, así como los posibles compromisos.

Auto-evaluación continua

Las organizaciones, como los individuos, pueden desarrollar limitaciones cognitivas, de acuerdo con el libro "Estrategia y Capacidad: Mantener el Cambio Organizacional", de Graeme Salaman y David Asch. Por ejemplo, si los gerentes no pueden evaluar y actualizar periódicamente las políticas, la organización puede desarrollar una visión de túnel. En lugar de estar constantemente buscando nuevas y mejores soluciones, los empleados trabajan mecánicamente, lo que lleva a la inercia organizacional. Para promover el cambio, permite a los empleados evaluar las políticas de la empresa con una crítica constructiva.

Créditos de las fotos

  • Duncan Smith/Photodisc/Getty Images