¿Qué es una sociedad conjunta?

Escrito por Ian Linton | Traducido por Rubén Moreno

Una sociedad conjunta o "joint venture" es una asociación temporal que crean dos compañías para obtener beneficios mutuos al compartir costos, riesgos y recompensas. Puedes utilizar una sociedad conjunta para acelerar la expansión de tu negocio al obtener acceso a habilidades escasas o a nuevos mercados. Una sociedad conjunta también puede ayudarte a establecer tu negocio en un territorio de exportación en el que tu socio tenga fuerte presencia.

Aspectos legales

Una sociedad conjunta es sujeto de una relación contractual formal, así que es mejor que te asesores legalmente antes de comenzar a negociar los preparativos. Si ambas partes están registradas en los Estados Unidos, deben firmar un acuerdo de sociedad conjunta preparado por un abogado, de acuerdo a la U.S. Small Business Administration. Si estás considerando comenzar una sociedad conjunta con un colega local en un territorio para exportación, asegúrate de considerar asesoría legal sobre las leyes locales así como cualquier ley comercial internacional relevante.

Crecimiento

El crecimiento es el objetivo principal de una sociedad conjunta. Utilizando los recursos de tu socio, puedes proveer para tus propios recursos e incrementar así tu capacidad sin tener que realizar una inversión de capital. Por ejemplo, puedes cooperar con tu socio para obtener contratos que no podrías cumplir si tan sólo contaras con tu capacidad individual. Una sociedad conjunta también te dará acceso a los mercados y clientes de tu socio sin comprometer tu propio presupuesto y recursos a las tareas de acceso a mercados.

Territorio

Una sociedad conjunta puede otorgarte una ventaja territorial mayor. Trabajar con un socio que tiene una fuerza de ventas o una red de distribución en áreas que tú no cubres, por ejemplo, amplia tu cobertura del mercado. Una sociedad conjunta es incluso más valiosa si pretendes expandir tus actividades de exportación rápidamente. Para acceder a un mercado sin contar con un socio local tendrías que adquirir las licencias y documentación apropiadas, así como establecer operaciones locales de venta y distribución. Una sociedad conjunta te permite aprovechar el conocimiento del mercado local, sus contactos y su base de clientes.

Beneficio estratégico

Para que una sociedad conjunta sea exitosa, ésta debe otorgar beneficios a ambos socios. Debes identificar objetivos claros para la sociedad y asegurarte de que tus objetivos son compatibles con los de tu socio. Una sociedad que coincida con tus objetivos de crecimiento estratégico te proveerá con una fuerte ventaja competitiva.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images