¿Qué es una nota promisoria de pagaré a la orden?

Escrito por Jonathan Lister | Traducido por María Marcela Mennucci

Una nota promisoria para un préstamo privado o empresarial puede contener una cláusula de "pagaré a la orden" o "pagar a la orden de" en su lenguaje contractual. Este tipo de provisión no es diferente a la línea en blanco en un cheque personal. La información de pago en el lenguaje de una nota promisoria no cambia la naturaleza vinculante del documento.

Definición de nota promisoria

Una nota promisoria es un documento legal que representa un contrato vinculante, en el que una parte presta una cantidad fija de dinero a la otra parte. El documento contiene la agenda de devolución del préstamo, cualquier término de préstamos relevantes, la tasa de interés aplicado al balance y dónde el deudor puede hacer los pagos correspondientes. El acreedor mantiene la nota promisoria con la firma del deudor y brinda una copia de la misma al deudor para que pueda guardarla en sus registros financieros personales. La nota promisoria es prueba de que el acreedor tiene una deuda legítima que el deudor debe pagar.

Notas de pagaré a la orden

El lenguaje legal en una nota promisoria podría contener la cláusula "pagaré a la orden de" o "pagable a". Esta provisión dentro del documento le garantiza al acreedor el derecho de dirigir dónde el deudor hace los pagos acordados en el préstamo y qué parte puede recibir de esos pagos. Una cláusula de pagaré a la orden significa que el acreedor puede dirigir al deudor a hacer pagos del préstamo mensuales a una agencia diferente que el acreedor también controla, o a una agencia independiente. Una vez indicado ésto en el acuerdo promisorio, un acreedor no puede cambiar legalmente a quién el deudor debe hacer los pagos, sin crear una nueva nota promisoria.

Beneficios de la cláusula del pagaré

Dirigir los pagos de un deudor en una nota promisoria a una entidad diferente puede beneficiar al prestador original de la nota. Por ejemplo, un acreedor puede requerir que el firmante de una nota promisoria haga pagos de la deuda a uno de los propios acreedores del prestador. Dirigir los pagos del préstamo de esta manera libera al acreedor de la necesidad de hacer sus propios pagos mensuales de la deuda en cuestión. Este arreglo resuelve la necesidad del prestador de pagar sus propias deudas y de recuperar su inversión en el préstamo.

Garantizar la flexibilidad del contrato

El lenguaje contractual en una nota promisoria puede contener muchas cláusulas "pagable a" o "pagar a la orden de" que cambian quién recibe los pagos del préstamo del deudor basados en el balance remanente del préstamo. Este lenguaje contractual le da al prestador la flexibilidad de dirigir los pagos del préstamo a sus diferentes empresas o a diferentes acreedores de su empresa. Si el prestatario no realiza los pagos acordados en cualquier punto del proceso de devolución del préstamo, el prestador original puede usar la nota promisoria como instrumento para forzar el pago en el pago civil. Ésto es particularmente importante si el prestador original tiene acreedores que no han recibido su pago debido a la morosidad del prestatario.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images