¿Qué es una declaración de posicionamiento de marca?

Escrito por Lisa Nielsen | Traducido por María Florencia Lavorato
La declaración de posicionamiento trae claridad a la elaboración de una estrategia y un plan de marketing.

La declaración de posicionamiento trae claridad a la elaboración de una estrategia y un plan de marketing.

La declaración de posicionamiento es probablemente la frase más importante de un plan de marketing. Lleva el enfoque para el desarrollo de una estrategia de marketing y el plan de marketing y las tácticas que apoyan esa estrategia. Mientras que una declaración de posicionamiento puede parecer muy simple, desarrollarla requiere pensamiento y esfuerzo considerables. Ese esfuerzo se ve recompensado cuando la estrategia y el plan parecen fluir sin esfuerzo a partir de esa frase clave.

Definición de una afirmación de posicionamiento

Una declaración de posicionamiento es una declaración de una o dos frases que articula tu producto o valor único de servicio a tus clientes en relación a tu principal competencia. Por ejemplo, un perfume caro podría usar lo siguiente como declaración de posicionamiento: "La fragancia definitiva para la mujer exigente, nuestro perfume ofrece un aroma floral inmediatamente reconocible como clásico y raro". Una vez desarrollada la declaración, la usarás para ver si tu estrategia de marketing y las tácticas sirven de apoyo a la declaración. Si no es así, desarrolla otras tácticas que sean de apoyo.

Los cuatro componentes de posicionamiento

Una declaración de posicionamiento bien concebida tiene cuatro componentes. En primer lugar, se debe definir el público objetivo, la descripción de actitudes y la demografía del grupo principal al que quieres apelar. En segundo lugar, es preciso delimitar el marco de referencia, la categoría en la que la marca compite. En tercer lugar, se debe señalar el beneficio; y en cuarto lugar, se debe dar al consumidor potencial una razón para creer que la marca va a cumplir su promesa.

Criterio para evaluación

Una vez que hayas redactado una declaración de posicionamiento, es el momento de poner a prueba su fuerza. Pregúntate a ti mismo si la frase es memorable y si se centra en el consumidor, si la imagen que produce en tu mente es una imagen clara de cómo la marca es diferente de la competencia y si es creíble y permite el crecimiento. Por último, pon la declaración bajo prueba de fuego. ¿Sirve como filtro para la toma de decisiones acerca de la marca? Si puedes responder afirmativamente, tu declaración de posicionamiento es probablemente fuerte.

Revísala más adelante

Una vez que hayas elaborado tu declaración de posicionamiento, lo mejor es dejarla sola durante una semana o algo así, y luego volver a ella para ver si todavía pasa los criterios de evaluación. A menudo, el hiato de una semana ayudará a tu mente a sintetizar el comunicado. La revisión posterior de la declaración puede resultar en cambios sutiles que aumentan el valor de la declaración.

Sé flexible

Las declaraciones de posicionamiento no tienen por qué ser inamovibles. Si bien hay un valor en mantener la misma declaración para que tu plan de marketing tenga la consistencia y la oportunidad de funcionar a través del tiempo, los entornos empresariales pueden cambiar rápidamente. Si la competencia cambia, es posible que tengas que cambiar tu declaración de posicionamiento para reconocer lo que significa el cambio para tu marca.

Créditos de las fotos