¿Qué es un cliente interno y un cliente externo?

Escrito por Chris Joseph | Traducido por Antonella Iannaccone

Tus clientes no sólo incluyen las personas que entran en tu establecimiento o hacen pedidos por teléfono o por Internet. Los clientes también incluyen a los que trabajan todos los días para que tu operación sea un éxito: tus empleados. Mientras que los clientes externos e internos pueden cumplir funciones diferentes, ambas son fundamentales para la viabilidad de tu negocio.

Identificación

Un cliente externo es alguien que utiliza tu empresa de productos o servicios, pero no forma parte de tu organización. Si eres dueño de una tienda al por menor, por ejemplo, un cliente externo es una persona que entra en tu tienda y compra de tus mercancías. Un cliente interno es cualquier miembro de tu organización que depende de la ayuda de otros para cumplir con sus responsabilidades de trabajo, como un representante de ventas que necesita la asistencia de un representante de servicio al cliente para realizar un pedido.

Importancia del cliente externo

Los clientes externos son esenciales para el éxito de cualquier negocio, ya que proporcionan el flujo de ingresos a través de sus compras que la empresa necesita para sobrevivir. Los clientes externos satisfechos suelen hacer compras repetidas, así como referir a tu negocio a otras personas que conocen. Un cliente que sufre a través de una experiencia negativa con un negocio, tales como ser tratado groseramente por un empleado, también puede obstaculizar una empresa por disuadir a otros de lo condescendiente.

Importancia del cliente interno

Mientras que los clientes internos no necesariamente pueden comprar los productos o servicios ofrecidos por su empleador, la relación con el cliente interno también juega un papel clave en el éxito de la empresa. En el ejemplo de ventas, el vendedor que no funciona bien con el servicio al cliente pueden tener mayor dificultad para realizar pedidos u obtener respuestas a las preguntas de sus clientes externos, lo que resulta en un bajo nivel de servicio. Las tensas relaciones internas también pueden afectar negativamente la moral de la empresa.

Consideraciones

Como propietario de un negocio, puedes tener una tendencia natural a centrarte en la relación con los clientes externos, ya que son los que compran tus productos y servicios. Sin embargo, la búsqueda de formas de mejorar las relaciones internas de los clientes puede llevar a un ambiente de trabajo más saludable. Puedes tomar medidas para mejorar las relaciones internas de formación de los empleados pensando en los compañeros de trabajo de la misma manera como los clientes externos y proporcionando el mismo nivel de servicio. Da un buen ejemplo al mostrar tu agradecimiento por los esfuerzos de tus empleados y fomenta su retroalimentación.

Créditos de las fotos

  • Pleased customer image by Petro Feketa from Fotolia.com