¿Qué es un chef privado?

Escrito por Shailynn Krow | Traducido por Ana María Guevara

Los chefs privados tienen más oportunidades que el chef de restaurante promedio. No solo tienen la opción de trabajar para sí mismos o para empleadores privados, pueden tener la ventaja de diferentes oportunidades dependiendo de qué es popular en el mercado culinario. A diferencia del chef de restaurante, el chef privado disfruta variando de sus ambientes diarios y laborales. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos, el ingreso promedio anual de los cocineros privados es de US$31.080 por año.

Chef privado contra el chef personal

Los roles de los chefs privados y personales no son los mismos. La Asociación de Chefs Personales y Privados afirman que los chefs privados son empleados por una sola familia o persona, mientras que un chef personal toma a varios clientes.

Descripción del empleo

Los chefs privados no están limitados a los ricos y famosos. De hecho, según HCareers.com, se están volviendo más populares en hogares alrededor de Estados Unidos. Los chefs privados trabajaban tradicionalmente para familias y personas como miembros del servicio que vivía con ellos. Aunque éste es todavía el caso, algunos son empleados a través de agencia y trabajan por medio tiempo, tiempo completo o temporalmente para personas y familias. Una nueva tendencia en el trabajo del chef privado es ser contratado sólo unas cuantas veces al mes para preparar grandes variedades de comidas que congeladas y listas para recalentar.

Clientes típicos

Un chef privado trabaja para una variedad de personalidades, paladares y tipos. Aunque algunos clientes están buscando comidas de buena calidad, otros buscan comidas que cumplan con los criterios específicos de su dieta, como vegetarianas. A menudo, los tipos de clientes que contratan a chefs privados son profesionales ocupados, familias, ciudadanos mayores y personas con requisitos y restricciones dietéticas.

Deberes

Los chefs privados preparan y cocinan comidas para sus clientes. Siguen las reglas de alimentos y de saneamiento, consideran las restricciones de las dietas y se aseguran siempre de usar ingredientes frescos. Las comidas son preparadas en la casa del cliente, en lugar de prepararlas con antelación; por lo tanto, un chef privado tiene que asegurarse de dejar la cocina de sus clientes limpia y desinfectada. Cuando haga comida para almacenar, un chef privado tiene que asegurarse de que el plato sea preparado apropiadamente para cocinarlo de forma uniforme, que esté bien almacenado y que proporcione unas instrucciones para el recalentamiento.

Cualificaciones

Aunque no se requiere una educación formal y un entrenamiento, la mayoría de los empleadores lo prefieren. Los chefs privados tienen que tener un conocimiento de los ingredientes, recetas, estilos de cocina e incluso del recubrimiento. Ya que los chefs privados a menudo completan toda una comida, tienen que tener conocimiento de pastelería también. La mayoría han completado un título de dos a cuatro años en un instituto culinario, mientras que otros han pasado por un aprendizaje o tutoría en lugar de una educación formal. Además a la educación, los chefs privados tienen que llevar un permiso de manipulador de alimentos o estar registrados en la Asociación Nacional de Restaurantes. Los permisos de manipulación de alimentos se obtienen a través del departamento de salud local y pueden a menudo completarse en línea. Para poder cualificar para la Asociación Nacional de Restaurantes, un chef tiene que tomar cursos adicionales en seguridad, saneamiento, nutrición y administración. No se requiere estar certificado como un chef privado a través de una organización como la Asociación de Chefs Personales y Privados o la Asociación de Chefs Personales de Estados Unidos, pero así lo prefieren la mayoría de empleadores.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images