¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

Escrito por Regina Anaejionu | Traducido por Natalia Navarro

La responsabilidad social corporativa, o CSR (siglas en inglés), es la obligación de una corporación con sus depositarios, que son cualquier grupo/personas con un depósito o interés en el éxito de una compañía y sus productos. Ésto incluye a clientes, empleados, proveedores, inversores y las comunidades que rodean al negocio. Los depositarios tienen variedad de necesidades a cumplir. Mientras que la mayor preocupación de un cliente puede ser la seguridad de los productos de una compañía, la necesidad de un empleado puede ser un salario justo y condiciones de trabajo seguras. Un inversor puede estar preocupado por los beneficios y la línea inferior, mientras que la comunidad puede preocuparse de que un negocio limite la polución que causa. De este modo, la responsabilidad social corporativa significa maximizar lo bueno y minimizar los efectos negativos que tiene tu compañía en los diversos intereses de estos depositarios.

Aspectos de CSR

En su artículo de 1991 “La Pirámide de la Responsabilidad Social Corporativa”, el Dr. Archie B. Carroll, un autor y profesor de gestión de negocios, identifica cuatro zonas que componen una pirámide de responsabilidad social corporativa: legal, económica, ética y filantrópica. Esta pirámide se ha vuelto ampliamente usada y pretende explicar las zonas principales en las que entran las tareas de un negocio para los depositarios.

Legal

Las corporaciones deben asegurar que sus prácticas de negocios sean legales. Obedecer las regulaciones ayuda a proteger a los consumidores, que confían en que un negocio sea honrado sobre los productos que vende, y a los inversores, que hacen frente a la pérdida de beneficios si una compañía es penalizada o cerrada por prácticas ilegales.

Económica

De acuerdo con el libro "Ética de negocios" de 2011, las responsabilidades económicas de una compañía incluyen tener beneficios, para proporcionar un retorno de la inversión a los propietarios y accionistas, crear empleos en sus comunidades y contribuir con productos y servicios útiles a la sociedad. Parte de ser económicamente responsable incluye procesos de racionalización, para obtener las formas más eficientes de llevar tu negocio e innovar con tus ofertas de producto y marketing, para incrementar los beneficios.

Ética

Más allá de seguir la ley al pie de la letra, las responsabilidades éticas de una organización incluyen la gestión de desechos, reciclaje y consumo. Estas zonas se regulan a veces por el gobierno local, estatal o federal, pero a menudo una compañía puede ir más allá de lo que requiere la ley y las políticas institucionales que ayudan a sostener el entorno para futuras generaciones. Otras responsabilidades éticas vienen en forma de publicidad, como no estirar la verdad a un cliente sólo para hacer que compren, y un tratamiento de los empleados. Una compañía puede proporcionar más que el salario mínimo y las precauciones de seguridad mínimas para los empleados; puede proporcionar excelentes beneficios, recursos de seguro y de inversión para crear un entorno laboral limpio y seguro, al que los empleados estarán contentos de ir a diario.

Filantrópica

Los autores de "Ética de negocios" del 2011 también sugieren que parte de la responsabilidad filantrópica que afrontan las corporaciones es promover el bien de los humanos y extender la buena voluntad. Un ejemplo de ésto es la Fundación de Xerox “Programa de Adaptación de Regalos de Xerox”, en la que Xerox adapta las contribuciones de sus empleados con instituciones de educación superior hasta US$1.000. De manera similar, la Fundación PepsiCo ha dado unos US$2 millones al Programa de Comida Mundial de EEUU, que ayuda a luchar contra el hambre en “comunidades vulnerables alrededor del globo".

Referencias

Créditos de las fotos