Qué es el precio de penetración en el mercado

Escrito por Diane Watkins | Traducido por Gabriela Nungaray
Los precios de penetración a menudo implican grandes descuentos.

Los precios de penetración a menudo implican grandes descuentos.

Los precios de penetración de descuento son una estrategia diseñada para mantener los precios bajos y excluir a la competencia potencial. Cuando se utiliza en un mercado ya existente, se crea una guerra de precios. La estrategia puede ser muy eficaz para las empresas que realizan la investigación de mercado con cuidado y saben que tienen los recursos para hacer que funcione. Sin embargo, puede ser difícil luego subir los precios y podría dar lugar a una mayor cuota de mercado con un menor potencial de ganancias.

Definición

Los precios de penetración en el mercado es una estrategia que establece un precio inicial bajo para un producto. El objetivo es atraer rápidamente a nuevos clientes con base a su bajo costo. La estrategia es más eficaz para aumentar la cuota de mercado, el volumen de ventas y desalentar a la competencia.

Mejor uso

Los precios de penetración son más apropiados cuando se espera que la demanda de un nuevo producto va a ser alta y el puede ser fácilmente copiado por muchos competidores. Ajustar el precio bajo desalienta inicialmente a la competencia al entrar en el mercado. También es una estrategia apropiada para usar cuando se tiene la intención de convertirse en el estándar de este, marginando a la competencia. Antes de implementar una estrategia de precios de penetración, un proveedor debe asegurarse de que tiene suficiente producción y distribución en el lugar para cubrir la demanda.

Ventajas

En los mercados con alta repetición de negocios o ventas múltiples, los precios de penetración crean una ventaja para las empresas que pueden vender productos a precios más bajos que la competencia. Al tener ventas altas iniciales por lo general resulta en un costo por unidad inferior, lo que permite un margen de beneficio aceptable, manteniendo a raya a la competencia. Crea una plusvalía para la empresa si los clientes perciben que están comprando un producto de alta calidad a un precio justo.

Desventajas

Si las ventas están a la altura de los objetivos previstos, la empresa podría terminar con un gran inventario y los costos más altos de lo esperado. Además, las ventas podrían sufrir si los clientes perciben el producto como demasiado barato y la imagen de marca de calidad puede dañarse. Las marcas que se perciben como "baratas" pueden tener problemas para competir con el precio más alto de la competencia. Otro riesgo importante es que la competencia hará lo mismo, bajando sus propios precios y creando una guerra con estos.

Créditos de las fotos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images