¿Qué es el impuesto SUTA y quién lo paga?

Escrito por Jill Stimson J.D. | Traducido por Mary Gomez

La Ley de Impuesto de Desempleo Estatal (SUTA, por sus siglas en inglés) describe los impuestos de desempleo estatales impuestos a los empleadores. La mayoría de los empleadores son responsables de pagar los impuestos federales y estatales por desempleo. También son responsables de pagar los impuestos FUTA de un empleado bajo la Ley de Impuesto de Desempleo Federal. Cada estado determina su tasa de impuesto SUTA. En la mayoría de los estados, los empleadores son responsables de pagar los impuestos del seguro de desempleo del estado para financiar su sistema de seguro de desempleo estatal.

Programa Federal-Estatal de Seguro de Desempleo

En todos menos en tres estados, los empleadores son los únicos responsables de pagar los impuestos de desempleo del estado para financiar su programa de seguro de desempleo estatal. Cada estado administra su propio fondo estatal de desempleo dentro de los lineamientos federales establecidos en el Programa de Seguro de Desempleo Federal-Estatal. En la mayoría de los estados, solo ciertos trabajadores puedan recibir los beneficios del seguro de desempleo. En general, los estados limitan los beneficios a los desempleados y sin culpa o mala conducta y a los que tienen una cantidad suficiente de ingresos en los últimos cinco trimestres completados de empleo.

Leyes estatales

Los empleadores contribuyen a los impuestos sobre la nómina para financiar el programa de seguro de desempleo estatal-federal. En general, las empresas son responsables de pagar los impuestos federales y estatales de seguro de desempleo si pagan por lo menos US$1.500 en el total de salarios trimestrales o tenían uno o más empleados que trabajaron al menos 20 semanas en un año. Las leyes estatales establecen la tasa de impuestos para los empleadores y suelen utilizar valoraciones de experiencia o calificaciones basadas en el número de trabajadores desempleados que solicitaron beneficios por desempleo en el año fiscal.

Impuestos federales de desempleo

Algunos estados no cobran impuestos de desempleo de sus empleadores, y solo les obligan a pagar impuestos federales por desempleo. Para el 30 de junio de 2011, la tasa del impuesto FUTA era del 6,2 por ciento del salario de un empleado. Sin embargo, bajo el código tributario federal, los empleadores pueden presentar un crédito de impuesto FUTA para compensar la mayor parte de sus responsabilidades tributarias de empleo FUTA.

Esquemas de evasión de impuesto estatal

Todos los estados supervisan activamente a sus empleadores para asegurarse de que no participan en "evasión del SUTA". Esto ocurre cuando los empleadores clasifican erróneamente a propósito a sus empleados como contratistas independientes en un esfuerzo por evadir sus responsabilidades de pagar impuestos de desempleo al estado. Dado que la mayoría de los estados fiscalizan a los empleadores sobre la base de los ingresos totales de la nómina de sus empleados, pueden disminuir sus responsabilidades tributarias clasificando erróneamente a sus empleados como contratistas independientes. Por otra parte, los empleadores también pueden evadir sus responsabilidades tributarias formando empresas "escudo" o alter-ego solo para cerrarlas después de que establecen una tasa fiscal más baja. Como la mayoría de los estados ofrecen a sus nuevos empleadores una tasa fiscal más baja durante algunos años, los empleadores tienen un incentivo financiero para establecer empresas fantasmas.

Consideraciones

Dado que las leyes estatales cambian con frecuencia, no utilices esta información como sustituto de asesoramiento legal. Pide consejo a un abogado con licencia para practicar leyes en tu estado.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images