Qué es el desarrollo de una estrategia de marketing

Escrito por Robert Morello | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Las estrategias de marketing le dan a tu pequeña empresa una dirección hacia la promoción efectiva. Las estrategias de marketing difieren de una empresa a otra y deben ser personalizadas para adaptarse a las necesidades de la empresa en particular. El desarrollo de una estrategia de marketing consiste en el aislamiento de un segmento de mercado objetivo, un conjunto de metas claras, una buena cantidad de investigación sobre los consumidores y la implementación de iniciativas destinadas a hacer correr la voz.

Mercados objetivo

Los mercados objetivo son los segmentos de la población que el propietario de una pequeña empresa considera que son los clientes potenciales. Una variedad de criterios que van desde el nivel de ingresos, la edad hasta la ubicación geográfica se pueden utilizar para determinar estos objetivos, en función de los productos o servicios que vendas. Tu estrategia de marketing debe ser diseñada para hacer frente a estos mercados en primer lugar. El resto del mercado también puede abordarse con una estrategia de marketing indiferenciada y separada en un intento de no dejar piedra sobre piedra si así lo deseas. Tus mercados objetivo deben ser específicos para tu tipo de negocio y deben ser discernidos a través de estudios de mercado y la experiencia.

Metas

Unas metas claras son una parte esencial del desarrollo de la estrategia de marketing. Las metas de tu pequeño negocio deben consistir en unos marcadores de millas de distribución y financieros que midan el éxito o el fracaso de tu estrategia de marketing, y que te ayuden a saber cuándo has llegado a la estrategia correcta para ti. Las metas y proyecciones deben basarse en la investigación del cliente y del mercado, a partir de los resultados anteriores, y tomar en cuenta los cambios que los esfuerzos adicionales de marketing y promociones traerán. Si tu estrategia de marketing no alcanza las metas que has fijado, las alteraciones en el plan y la inversión adicional pueden ser necesarias para enderezar el barco.

Investigación

A veces, el estudio de tus propios clientes es la mejor manera de obtener un mango firme sobre quiénes deberían ser tus objetivos de marketing. Por ejemplo, si notas que el 80 por ciento de tus ventas se realizan a los miembros de la profesión legal, tu principal mercado de destino deben ser los abogados y los asistentes legales. La investigación de mercado también es una parte clave del desarrollo de la estrategia de marketing, a pesar de que trata con grandes generalidades de lo que puedas estar acostumbrado. Por ejemplo, puedes encontrar a través de la investigación que el 78 por ciento de los automóviles de lujo que se venden en tu zona se venden a los dueños de casa y sólo el 22 por ciento a inquilinos. Si eres el dueño de un concesionario de vehículos de lujo, sabes que tu estrategia de marketing debe estar dirigida a personas que tienen sus propios hogares. La investigación ayuda a eliminar el desperdicio de esfuerzos, así como afina tu comercialización para que llegue a las metas que signifiquen más para el éxito de tu empresa.

Evaluación y ajuste

El desarrollo de tu estrategia de marketing no termina una vez que las campañas llegan al mercado. Es un proceso continuo que requiere constante evaluación y ajuste para tener éxito. Si los factores económicos o las tendencias cambiantes ocasionan que las ventas sufran, tu comercialización puede ser modificada para tomar algo de la holgura. Si cambias tu línea de productos o tu posición en el mercado cambia, tu estrategia de marketing tendrá que cambiar junto con ésta para asegurarte de que las iniciativas que produces son relevantes para la situación actual. Las estrategias de marketing no pueden ser desarrolladas y ser dejadas que corran en piloto automático. Si van a tener éxito, deben permanecer en un estado de evolución constante.

Créditos de las fotos

  • John Rowley/Photodisc/Getty Images