Qué decir a los compañeros de trabajo cuando despides a un empleado

Escrito por Eryn Travis | Traducido por Mariana Palma

Decirle a un empleado que debe irse es duro y estresante para cualquier gerente. Como tal, muchas empresas tienen sus propias políticas de comunicación a ser seguidas por los gerentes para despedir a un empleado. Sin embargo, los gerentes deben también recordar informar la noticia a los compañeros de trabajo del empleado despedido. De otra forma, el gerente puede tener que enfrentar inesperadas consecuencias negativas en el equipo, incluyendo disminución de la moral, de la productividad y, aún peor, acciones legales.

Sé breve

Cuanto más larga y emocional sea la explicación de un gerente sobre la decisión de despido, más probable será que se meta en problemas confundiendo a sus empleados, mezclando mensajes o terminando sin quererlo en una demanda por difamación. Sin importar las razones de la decisión, la mejor respuesta es corta y simple y contiene sólo los detalles necesarios como "El último día de trabajo de María será el viernes. Hasta que encontremos un reemplazo, José y Ana compartirán sus responsabilidades". Si es posible y apropiado, también es buena idea mencionar algo positivo, como reconocer los aportes de los empleados despedidos.

Separa los incidentes de las políticas

Aunque puede ser tentador usar un despido como "momento de enseñanza", especialmente si la decisión se tomó debido a una o múltiples violaciones de las reglas de la empresa, la comunicación sobre el despido no debería avergonzar innecesariamente al empleado despedido. En cambio, los gerentes deberían revisar las políticas de la empresa sin relacionarlas con el despido. Por ejemplo, un gerente que despide a un empleado por no presentarse a trabajar puede enviar un recordatorio genérico al equipo diciendo "Recientemente ha habido preguntas sobre nuestra política de licencias. Los detalles sobre las licencias por vacaciones o enfermedad pueden encontrarse en el manual de la empresa".

Habla sobre el tema "¿Cómo me afecta esto?"

No importa qué tan angustiante o problemática haya sido el despido para el gerente, es probable que los empleados se preocupen primero sobre el impacto de la noticia en ellos mismos. Naturalmente, se preguntarán si serán los próximos en quedarse sin trabajo. Los detalles sobre lo que un gerente puede compartir dependerá de la situación. Por ejemplo, si un despido se debió a una violación flagrante y de baja probabilidad de repetición a las reglas de la compañía, el gerente puede asegurar al equipo que sus trabajos no corren riesgos. Los empleados querrán también saber si la decisión implica tener que trabajar más hasta que llegue un reemplazo. Los gerentes deberían discutir los planes de continuidad y una línea de tiempo para la llegada de un nuevo empleado.

Sé rápido

Las malas noticias viajan rápido. Una de las cosas más efectivas que puede hacer un gerente para asegurar una transición sin sobresaltos es hablar rápidamente con el equipo. En ciertos casos, un gerente puede incluso considerar informar la noticia antes del despido a miembros confiables del equipo que se verán impactados por la resolución. Sin importar lo que se diga, un gerente debe definir la situación antes de que empleados disgustados o temerosos esparzan el rumor.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images