¿Qué decir en una solicitud cuando te preguntan por qué dejaste tu anterior empleo?

Escrito por Molly Thompson | Traducido por Ana María Guevara

Estás a punto de completar la solicitud para una oportunidad ideal de trabajo, cuando llegas a la pregunta que potencialmente podría cambiarlo todo: "¿Por qué dejaste tu último empleo?". Esto es relativamente fácil de responder si dejaste voluntariamente o si la compañía se reestructuró o se mudó al exterior. Pero si te fuiste involuntariamente, particularmente si tuviste parte de la culpa, considera responder cuidadosamente. La honestidad es importante, al igual que el equilibrio correcto al proveer información sin abrumar al potencial nuevo empleador con detalles, los que pueden hacer que surjan más preguntas que las que responden.

Responde honestamente

Sé honesto en tu solicitud de empleo al responder preguntas relacionadas con tus anteriores trabajos. Algunos empleadores prospecto verifican que lo que dijiste es cierto, así que es importante no proveer información engañosa o responder de una forma que haga que cuestionen tu integridad.

Sé conciso

Mantén tus respuestas cortas y sencillas en la solicitud, a menos que te permita respuestas más extensas. Algunas razones para dejar el empleo anterior son directas: la compañía cerró o te mudaste con tu esposa a un nuevo estado debido a que ella fue trasladada. Otras pueden requerir más explicación, lo que te dará la oportunidad de proveer más detalles durante la entrevista.

Acepta la responsabilidad

Si dejaste tu último empleo debido a razones personales o de salud, considera cuidadosamente cómo respondes a la pregunta. Reconoce que tomaste la decisión de salir, sin parecer evasivo. Si tuviste problemas de salud que hicieron que dejaras tu anterior empleo, incluye algunas palabras para asegurarle al empleador prospecto que estos problemas de salud se encuentran en el pasado y no son algo que podría afectar a tu habilidad para desempeñar el empleo que estás buscando.

Mantén las críticas para ti mismo

Si dejaste tu empleo debido a conflictos de personalidad en tu anterior empleo, usa palabras como "el puesto era diferente de la descripción del empleo y no se ajustaba bien a mi" o "no me desempeñé al nivel que esperaba". Enmarca a la respuesta con términos que le deseen lo mejor a la compañía pero que señalen que tenían diferentes visiones sobre cómo alcanzar tus objetivos. Aunque este enfoque reconoce que existían diferencias, no hablar mal de tu anterior empleador demuestra madurez, integridad y le asegura al potencial nuevo jefe que no lo vas a criticar si dejas su compañía por alguna razón.

Cómo manejar un despido

Ser despedido de un empleo rara vez luce de forma positiva en los ojos del empleador prospecto, pero sucede. Cómo lo manejes es la clave que determinará si otro jefe estará dispuesto a considerarte para un puesto en su organización. Si puedes decir honestamente que te dejaron ir porque la compañía redujo su tamaño o porque se reubicó fuera del país, estas legítimas razones no te harán lucir mal. Pero si fuiste despedido debido a un mal desempeño, necesitas aceptarlo. Lo importante es tu habilidad para convencer a un empleador prospecto de que aprendiste de la situación y que tienes confianza de que la misma situación se repetirá. Incluye por ejemplo en tu respuesta que tomaste un curso u obtuviste un entrenamiento adicional por tu cuenta para asegurarte de desempeñarte efectivamente en un futuro empleo.

Créditos de las fotos

  • Digital Vision./Digital Vision/Getty Images