Qué considerar antes de abrir una tienda de ropa de segunda mano

Escrito por Adele Burney | Traducido por Ricardo Frot

Las tiendas de ropa usada ofrecen a los dueños potenciales de negocios muchas ventajas sobre aquellas que venden las marcas de ropa al menudeo, ya que los costos de inversión inicial son mucho menores que los de una tienda de ropa tradicional. Las tiendas de prendas usadas ofrecen un margen de ganancia superior debido al hecho de que sus inventarios son donados o dejados a consignación en vez de comprados. Otra ventaja es que estos tipos de tiendas suelen prosperar durante los periodos de lento crecimiento económico. A pesar de que existen más ventajas al abrir una tienda de ropa usada que una tienda tradicional, también hay otras consideraciones que los dueños potenciales de estos negocios deben de tomar en cuenta antes de abrir una tienda de ropa de segunda mano.

Conoce a tu clientela

Como en cualquier otro negocio, a la hora de abrir una tienda de ropa usada necesitas determinar cuál es el mercado que quieres atacar como tu cliente principal. Esto es importante porque vas a diseñar un plan de mercadotecnia y posicionar a tu negocio para tener la mayor visibilidad. En la ropa usada, tienes muchas opciones para especializarte. Una opción es el mercado de la moda que se interesa en las tendencias actuales, pero que no está dispuesto a pagar el precio de adquirir prendas nuevas. Otra alternativa es el mercado de los diseñadores clásicos. A los clientes jóvenes les encantan los estilos bohemios de los años setenta. Saber a quien te quieres dirigir ayuda a determinar la ubicación de tu negocio y te ayuda a elaborar un plan de publicidad.

Ubicación

Averiguar la composición demográfica del área deseada es importante antes de abrir una tienda. Hay que recordar que no tienes que estar confinado a una ubicación con un gran frente. Un negocio de ropa usada puede estar en línea o puedes rentar un puesto en el mercado de pulgas de tu localidad. La opción de Internet puede darte el capital suficiente y la reputación necesaria para poder abrir una tienda permanente con vista al frente.

Mercadotecnia

Si bien la mercadotecnia para una tienda de ropa usada no necesita ser tan agresiva como la estrategia de una tienda regular, sí hace falta traer clientes. Es importante reconocer que tus clientes son importantes. Para ahorrar dinero intenta algunas de las ideas que te presentamos, cómo llevar volantes al teatro de la localidad, ya que pueden necesitar atuendos para alguna obra. Los colegios y las universidades son otra posibilidad para consumir ropa usada. No olvides hacer estrategias para obtener donaciones y para tus compradores. Con las donaciones recuperaras tu inventario. Ponte en contacto con tiendas de menudeo que puedan necesitar deshacerse de ropa que no vendieron en las temporadas correspondientes.

Los costos del negocio

Si escoges abrir un negocio con puertas y paredes significa que tendrás que pagar una renta y pagar servicios que debes incluir en tu presupuesto. A menos que estés planeando hacerlo todo por ti mismo, también debes considerar el sueldo de uno o dos empleados. Al contar con empleados también se considerarán otros costos como el seguro de desempleo y los impuestos de nómina. Para poder surtir tu tienda al principio tendrás que adquirir productos en los mercados ambulantes, en ventas de garaje y otras tiendas de segunda mano hasta que puedas generar un flujo constante de donaciones. También puedes considerar tomar algunas piezas a consignación para poder complementar tu inventario.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images