Qué causa conflictos entre los empleados de una organización

Escrito por Grace Ferguson | Traducido por Cesar Daniel González Ménez

Cuando las personas trabajan juntas, el conflicto se convierte en una parte de hacer negocios, es un comportamiento normal en cualquier lugar de trabajo. En particular, los gerentes pasan un mínimo de 25 por ciento de su tiempo asentando conflictos en el lugar de trabajo, según la Facultad de la Universidad de Colorado y el Programa de Asistencia Personal. Los conflictos laborales a menudo se deben a problemas entre los empleados dentro de la empresa.

Valores distintos

El lugar de trabajo está formado por personas que tienen su propia perspectiva del mundo. Algunos empleados tienen fuertes creencias, que no están dispuestos a hacer concesiones. Estas creencias pueden entrar en conflicto con los compañeros de trabajo, creando conflictos. Por ejemplo, si una persona se opone firmemente a la diversidad del lugar de trabajo, puede haber problemas para aceptar a otros trabajadores distintos de él. Para evitar conflictos con los trabajadores, debe tratar de aceptar o iniciar una mayor tolerancia de las personas con distintos valores.

Intereses opuestos

Cuando un empleado decide perseguir sus propios objetivos profesionales, sin tener en cuenta los objetivos de la organización y de su bienestar, da lugar a conflictos entre sus compañeros de trabajo. Esto ocurre cuando el empleado se vuelve tan enfocado en el logro de sus propios objetivos, que no tiene en cuenta cómo afecta a otros dentro de la empresa y a la propia empresa. Por ejemplo, puede "olvidar" que es parte de un equipo, en el que el objetivo es trabajar juntos en una tarea específica. En consecuencia, es posible trabajar de acuerdo a su propio horario y en la forma que estime conveniente, creando resentimiento en sus compañeros de trabajo.

Conflictos de personalidad

No hay dos personas que sean exactamente iguales. Por lo tanto, los choques de personalidad en el lugar de trabajo,  son inevitables. Un empleado puede tener una personalidad reservada, mientras que otro puede ser más extrovertido y sobresaliente. Los problemas surgen cuando los dos no entienden o no respetan la naturaleza interna de los demás. Por ejemplo, el empleado más extrovertido puede sentirse desairado si el trabajador más introvertido no le habla mucho. Puede percibirlo como un desaire, en lugar de ser simplemente la personalidad del empleado. Además, su enfoque de los proyectos de manejo pueden ser analíticos, mientras que es intuitiva. Cuando los dos no se entienden y respetan el enfoque de los demás, se producen conflictos.

Mala comunicación

La mala comunicación conduce a malentendidos y conflictos entre los empleados. Por ejemplo, los malentendidos pueden ocurrir si el administrador le pide a un empleado que transmita instrucciones importantes a los demás empleados, pero el empleado no lo hace adecuadamente. Transmitir información incorrecta puede dar lugar a proyectos que se realicen incorrectamente y culpan a los empleados mutuamente por el resultado final.

Problemas personales

Si el empleado tiene problemas fuera del lugar de trabajo, tales como problemas matrimoniales o parentales, es posible que los lleven al trabajo. Por lo tanto, si es corta y se retira de sus compañeros de trabajo, y si son ignorantes acerca de la causa de su comportamiento, supondrán que ella tiene un problema con ellos. Por lo tanto, si no se dispone a revelar sus problemas a sus compañeros de trabajo, debe dejarlos en casa.

Créditos de las fotos