Qué buscar en una impresora láser

Escrito por Christine Kim | Traducido por Lucia G. Cejas

Las impresoras láser pueden manejar entornos de alto rendimiento, tales como oficinas con velocidad. Pero dependiendo de la carga de trabajo puede que no necesites la más cara o incluso la más rápida impresora láser. Con un grupo tan diverso de empresas en el mercado para impresoras láser, hay varias características claves que vale la pena considerar que ayudarán a reducir tus opciones antes de comprar una impresora. Estos incluyen la resolución, la memoria, la velocidad de impresión y la capacidad de entrada y de salida.

Resolución

La resolución es un factor importante a considerar antes de comprar una impresora láser. Tanto si eres un diseñador gráfico que necesita imágenes nítidas y precisas o un estudiante que necesita una impresora básica que pueda imprimir documentos clara y rápidamente, la impresora puede hacer una diferencia en la calidad y el presupuesto. La resolución de una impresora se mide en puntos por pulgada o dpi. Las impresoras láser promedio imprimen 600 x 600 dpi o más comúnmente 1.200 por 1.200 ppp, mientras que los modelos de alta gama imprimen 2.400 ppp o más. Durante la impresión a 600 dpi se cumplen las necesidades más básicas, la impresión de 1.200 ppp creará un texto e imágenes más limpias y nítidas. Los diseñadores gráficos y profesionales que trabajan con las artes visuales suelen invertir en impresoras que admiten 2.400 ppp o más.

Memoria

Las impresoras láser pueden ser compartidas a través de una red inalámbrica, ya que ahora vienen programadas con su propia memoria. La memoria de la impresora láser se mide en megabytes; a partir del 2012, las mejores impresoras láser del mercado tienen 64 MB de memoria y se puede ampliar a 128 MB. La regla general es que cuanto mayor sea la memoria, más rápido puede la impresora procesar varios trabajos. Así que si estás constantemente imprimiendo trabajos, las impresoras que tienen hasta 64 MB y no menos de 12 MB están bien. Si vas a utilizar la impresora en casa para tu propio trabajo, 2 MB es suficiente.

Velocidad de impresión

La velocidad de impresión de una impresora láser se controla por el tamaño de tu procesador, que se mide en megahercios. Otra regla general para las impresoras láser es que cuanto mayor sea su megahercios, más rápida será la impresión. Las impresoras láser pueden variar desde 100 MHz a 400 MHz; algunos de los modelos más rápidos imprimen hasta 540 MHz. Dependiendo del megahertz de la impresora, así como su capacidad de memoria, puede imprimir 12 a 45 páginas por minuto.

Capacidad de entrada y salida

La capacidad de entrada de una impresora representa la cantidad de papel que la impresora puede contener a la vez para la impresión, mientras que la capacidad de salida describe el número de hojas impresas que la impresora puede contener antes de necesitar ser limpiada. La capacidad de entrada y de salida varía considerablemente, como que la capacidad de entrada puede variar desde 150 a 1.100 páginas, mientras que la de salida varía de 100 a 600 páginas. La doble faz también puede afectar tanto la entrada como la capacidad de salida: si la impresora láser tiene una función de impresión de doble faz, esto significa que se pueden imprimir documentos en ambos lados. Esto ayudará a reducir el número de hojas de papel que necesitas para imprimir, lo que también reducirá la capacidad de entrada y de salida.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images