¿Qué aptitudes se necesitan para ser plomero?

Escrito por Jeffrey Joyner | Traducido por Valeria D'Ambrosio

Los plomeros reparan e instalan las tuberías y los sistemas de desagües que se conectan a electrodomésticos, máquinas y dispositivos. Algunos plomeros se especializan en instalaciones residenciales, mientras que otros lo hacen en instalaciones comerciales. Un plomero puede elegir entre trabajar en nuevas construcciones o realizar reparaciones de sistemas existentes. Más allá del trabajo específico, un plomero debe contar con ciertas aptitudes para alcanzar el éxito en su profesión.

Aptitudes físicas

Los plomeros necesitan una buena destreza manual. Aquí se incluye la capacidad de sostener firmemente la mano y el brazo para agarrar un tubo, la posibilidad de usar los dedos para manipular objetos pequeños y la habilidad de coordinar movimientos con ambas manos. Deben tener buena vista para detectar problemas, usar dispositivos de medición y alinear correctamente las tuberías. En ciertas ocasiones, los plomeros deben trabajar en posición de decúbito prono o en espacios reducidos, así que la capacidad de mantener la coordinación entre extremidades múltiples es de suma importancia. Con frecuencia, deben trepar, levantar objetos pesados y trabajar con temperaturas extremas y, por lo tanto, necesitan un buen estado físico para realizar estas tareas.

Aptitudes adquiridas

Debido a que los plomeros a menudo deben tomar mediciones precisas, deben tener conocimiento en matemática básica; la preparación en geometría y álgebra también es útil. Los primeros deben tener habilidades para la comunicación oral a fin de hablar con los clientes para informarse sobre los problemas de plomería y explicarles lo que se debe hacer para solucionarlos. Conocer qué herramientas, máquinas y métodos son mejores en cada caso implica el aprendizaje de ciertos conceptos básicos de mecánica, así como saber qué método de reparación soportará la presión de agua a la que estará sujeto o qué herramienta es segura para cortar un determinado material. Ciertas tareas requieren la capacidad de leer y seguir proyectos para determinar las tuberías y equipos que se deben instalar. Además, los plomeros deben conocer los códigos locales que se aplican en las diversas tareas para cumplir con tales regulaciones.

Aptitudes mentales

Los plomeros deben ser capaz de aplicar razonamiento y lógica a los problemas, analizando cuidadosamente todas las alternativas y las ventajas y desventajas de cada método. Deben tener la capacidad de escuchar para prestar atención a los clientes y evitar los malos entendidos. Los plomeros deben ser capaces de tomar decisiones a tiempo y aplicando el buen juicio. Algunas veces, un plomero debe estar controlando relojes y medidores mientras realiza una reparación o instalación, asé que la capacidad de realizar tareas múltiples es una gran ventaja. Debido a que este oficio conlleva un riesgo de lesiones más alto de lo normal, los plomeros deben concentrarse en lo que están haciendo para finalizar la tarea de la manera más segura posible.

Atributos personales

Los plomeros deben ser confiables, asegurándose de que todo el trabajo se realice de manera responsable y cumpliendo con todas las obligaciones. Este oficio es para personas detallistas y meticulosas cuando realizan una tarea. Los plomeros suelen trabajar solos y con poca supervisión directa, así que deben ser emprendedores para realizar las tareas de manera correcta, segura y puntual. Debido a que algunas veces los problemas son más graves de lo que se pensaba, los plomeros deben contar con la persistencia necesaria para que sus trabajos tengan un final satisfactorio.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images