Pros y contras del negocio de máquinas expendedoras

Escrito por Rick Suttle | Traducido por Martin Santiago

El negocios de las máquinas expendedoras puede incluir un solo producto como bebidas, dulces y golosinas saladas o máquinas que dispensan a granel un puñado de caramelos o nueces. Muchos con rutas expendedoras utilizan una variedad de máquinas. Las funciones básicas de una ruta expendedora incluyen almacenar las máquinas y recoger el dinero. Sin embargo, al igual que cualquier negocio, hay algunos pros y contras para ejecutar un negocio de máquinas expendedoras.

Ingreso estable

A algunas empresas les puede tomar varios años para ser rentables, pero un negocio de máquinas expendedoras suele ser rentable a los pocos meses, de acuerdo con franchisefinder.co.za. Una vez que seleccionas las ubicaciones y estableces tu ruta, puedes comenzar a ganar un ingreso estable. Por supuesto, el número de máquinas que poseas determinará en gran medida cuánto ganas.

Fácil de operar

Una vez establecida la rutina, el negocio es relativamente fácil de operar. Busca un proveedor mayorista de alimentos donde comprar tus productos. Muchos propietarios de máquinas expendedoras compran los productos que van a necesitar para el día, para después salir en sus rutas. Luego, determina con qué frecuencia debes visitar tus locaciones. Con suerte, tus productos se venderán rápidamente y tendrás que reponerlos una o dos veces por semana. Es importante mantener los alimentos frescos y reemplazar cualquier producto expirado.

Costo

Una verdad acerca de las máquinas expendedoras es a la vez un pro y un contra: pueden ser costosas, pero el costo de iniciar un negocio de este tipo es sustancialmente menor que el de un negocio regular. Las máquinas expendedoras mecánicas pueden costar varios miles de dólares. Las unidades electrónicas más grandes pueden costar más, a menos que las compres al por mayor. Si comienzas con 10 máquinas mecánicas, tu inversión inicial para las máquinas y productos pueden ser de US$ 20.000 a US$ 30.000. Las máquinas expendedoras a granel son considerablemente menos caros en varios cientos de dólares cada una. Sin embargo, tendrás que poseer decenas e incluso cientos de estas máquinas para alcanzar un ingreso significativo.

Conseguir una buena ubicación

Una de las desventajas de ser dueño de un negocio de máquinas expendedoras es el desafío de encontrar los lugares adecuados. Si las tienes en tiendas sin mucho tráfico peatonal, tendrás un impacto negativo en tus ingresos. Es posible que tengas que contratar a un profesional de localización, sin embargo, la contratación de uno puede ser costosa. Una de las razones para contratar a un localizador es que algunas tiendas pueden desear un porcentaje de tus ganancias. Los localizadores experimentados pueden negociar el mejor trato para ti. Sin embargo, antes de decidir sobre un localizador, asegúrate de comprobar en el Better Business Bureau en el área del localizador. Muchos estafadores operan en el sector de las máquinas expendedoras.

Reparaciones

Las máquinas expendedoras electrónicas más grandes, que normalmente producen las mayores ganancias, tienen muchas partes viables. No es poco común para estas máquinas tener averías ocasionales, otro problema con la posesión de un negocio de máquinas expendedoras. Si tienes muchas máquinas, las reparaciones pueden ser costosas. A la larga, será mejor que aprendas a hacer tus propias reparaciones.

Robo

Otro de los problemas con las máquinas expendedoras es el robo. Los ladrones harán todo lo posible para conseguir cosas gratis. Algunos han usado perchas para hacer palanca en las bobinas de las máquinas de dulces o patatas fritas. Otros ladrones hacen sus propios lingotes o monedas falsas. Esto puede ser un verdadero problema con las máquinas mecánicas de combinación que no distinguen entre las monedas reales y las falsificadas.

Créditos de las fotos

  • lata refresco verde image by Miguel Angel P from Fotolia.com