Procedimientos de contabilidad para el final del mes

Escrito por KJ Henderson | Traducido por Ana María Guevara

Los procedimientos de contabilidad para el final del mes, generalmente llamados cierre del mes, son las tareas requeridas para asegurar que todos los registros financieros de los negocios pequeños estén balanceados antes del comienzo de un nuevo mes. En la mayoría de los ambientes, un tenedor de libros o contador generalmente lleva a cabo estos deberes. Aunque estos procedimientos pueden hacerse manualmente, se usa comúnmente un software de computadora para asegurar la precisión y permitir la facilidad al reportar. Existen tres procedimientos principales que una persona tiene que completar para realizar exitosamente el proceso de contabilidad para el final del mes.

Ajustes

El primer paso para tomar cuando se completan los procedimientos de contabilidad del final del mes para un negocio pequeño es contabilizar cualquier ajuste financiero necesario. A lo largo del mes, los ingresos son recolectados y los gastos son deducidos. Sin embargo, la cantidad de ciertas transacciones financieras puede diferir desde el momento que fueron hechas. Por ejemplo, si un empresario usó una tarjeta débito para felicitar a un cliente con un almuerzo, la cantidad original deducida de esta cuenta corriente puede haber sido de US$100. Sin embargo, una vez el establecimiento de comidas establezca la transacción, su balance bancario final también puede haber incluido la propina. Como resultado, si el débito final es de US$20, la persona que realiza el cierre del mes tiene que corregir la entrada original de US$100. Los ajustes también tienen que hacerse para cuentas remuneradas. Si el interés ha sido pagado en dineros llevados a cabo en una cuenta de ahorros corporativa, tiene que ser añadido al libro mayor. Alternativamente, si el interés ha sido cobrado en compras con tarjeta de crédito, estas transacciones también tienen que ser introducidas en la hoja de cálculos.

Cálculos

Una vez se hayan hecho los ajustes, la persona encargada de hacer los procedimientos de contabilidad para el final del mes tiene que calcular los balances de cada cuenta del negocio, incluyendo cuentas corrientes, de ahorros, de crédito y de inversión. Comenzar con el balance abierto del mes, la persona añade todos los depósitos y resta todos los débitos. Los depósitos consisten en cualquier ingreso generado por el negocio pequeño. Los débitos de la empresa incluyen cualquier gasto, como la renta, la nómina de sueldos y los costos de publicidad, como también las compras incidentales, como los suministros de oficina. El número final es el valor actual del patrimonio neto de la organización. También será el balance abierto del siguiente mes.

Reportar

Una vez es calculado el balance de cada cuenta, todos los números introducidos en la base de datos contable del negocio. La persona responsable de los procedimientos realiza varios reportes que resaltan la posición financiera actual de la empresa. Puede crear una declaración de ganancias y pérdidas. También puede generar un reporte que indique el ingreso total generado por ventas. Estos reportes son después presentados a la gerencia.

Créditos de las fotos