Problemas de organización en el lugar de trabajo

Escrito por William Pirraglia | Traducido por Rafael Ernesto Díaz

A medida que las organizaciones continúan diversificándose, las posibilidades de problemas en el trabajo se intensifican. Los propietarios y gerentes de pequeñas empresas suelen enfrentarse a uno o más de los tres niveles potenciales de conflicto: problemas con los empleados, con el equipo o con toda la organización. A menudo las causas subyacentes de estos problemas se deben a la falta de una comunicación abierta, fluida o por el mal uso de la estructura organizativa. Muchas empresas agravan los problemas al evitar comunicar claramente la ruta de cadena de mandos.

Problemas de los empleados

Los problemas individuales de los empleados pueden ser conflictos de personalidad, problemas con el supervisor, traumas personales o estar orientados a la estructura de la empresa. La gerencia debe conocer la causa del problema y quién o qué sigue "alimentando el fuego". Si no hay un desencadenante claro, la respuesta podría caer nuevamente en las comunicaciones insuficientes o confusas. Por ejemplo, un empleado en una organización descentralizada puede sentir que debe responder a múltiples supervisores si la cadena de mando no se comunica con claridad.

Problemas en el equipo

Para tener un alto desempeño, los equipos deben estar dedicados a trabajar hacia un objetivo acordado. Si experimentan una desconexión personal con otros miembros del equipo, éste puede llegar a no ser funcional. Estos problemas a menudo surgen de fallas en la comunicación organizativa o de gestión que confunden los objetivos comunes personales y los del equipo. Los líderes de equipo deben ofrecer una retroalimentación constante y fomentar la cohesión. Al hacer frente a los problemas del equipo, los directivos deben diagnosticar el problema y tomar medidas correctivas inmediatas para evitar fallas de funcionamiento más serias.

Problemas de toda la organización

Los problemas de un solo empleado o del equipo pueden expandirse rápidamente a toda la organización si no tomas medidas correctivas inmediatas. Debes evitar esta situación a toda costa, ya que a menudo provoca la división del personal en dos grupos, en desacuerdo uno con otro. Si todas tus acciones fallan, disponte a tomar medidas correctivas mucho más drásticas. Debes evitar que estos problemas cambien negativamente la cultura corporativa que con tanto cuidado has cultivado para que tu empresa y tu lugar de trabajo sean una entidad de alto rendimiento.

Pasos para resolver un problema organizacional

Muchos caminos pueden conducir a problemas de organización en el trabajo. Sin embargo, para resolver con éxito estos problemas, por lo general debes seguir el mismo plan. En primer lugar, manejar y resolver el actual problema de inmediato. Por ejemplo, dos o tres empleados pueden tener conflictos interpersonales. Si no eres parte del problema, debes convertirte en la solución. En segundo lugar, conocer las causas del problema de raíz. Abordar y corregir estos problemas para evitar que se repitan. Esto es fácil de enunciar, pero a menudo más difícil de lograr. Sin embargo, es imperativo que des estos dos pasos para mantener un equipo de alto rendimiento.

Créditos de las fotos

  • Realty Lending Problems Blank Golden Home Sign image by Scott Maxwell from Fotolia.com