Principales cosas que debes saber para administrar un restaurante exitoso

Escrito por Michael Roennevig | Traducido por Karly Silva

La tasa en la que los nuevos restaurantes quiebran puede ser lo suficientemente grande como para asustar a cualquier emprendedor culinario nuevo. Algunas estimaciones incluso sugieren que nueve de cada 10 restaurantes nuevos fracasan en su primer año. Si estás considerando abrir un nuevo restaurante, su longevidad no está garantizada de ninguna manera, incluso si tienes un capital de arranque bastante grande. Lo que puedes hacer es seguir los siguientes pasos para aumentar tus posibilidades de éxito.

Mercado

Conoce a tu mercado antes de abrir. Aunque la mayoría de las ciudades aceptan una amplia variedad de restaurantes, abrir un restaurante lujoso en un área semirural de bajos ingresos probablemente no será un éxito. Utiliza datos de la Agencia de Censos (Census Bureau) para darte una idea del área que estás considerando si no estás muy seguro de las características de su población. También observa lo que tus competidores potenciales están haciendo. Si planeas abrir un restaurante italiano en un área que ya tiene muchos restaurantes italianos, asegúrate de ofrecer algo diferente para ganar y asegurar las ventas.

Márgenes y movimiento de efectivo

Controla de cerca el movimiento de efectivo o flujo de caja. Los restaurantes son negocios de capital intensivo. Asegúrate que el sobreprecio de la comida que vendes sea suficiente para cubrir tus gatos y asegurar que siempre exista liquidez para que tu negocio siga en operación. Aunque puede ser difícil proyectar ventas e ingresos cuando acabas de abrir, vigila el flujo de caja y las ganancias netas de forma semanal cuando estás empezando y realiza cambios en tus compras, tu personal o estrategias de precio conforme sean necesarios.

Personal

Contrata un chef con una reputación consolidada. Esto no quiere decir que necesitas contratar a una celebridad destacada, pero busca a un profesional con antecedentes demostrados en manejar por lo menos una cocina eficiente y rentable. Asegúrate que tu personal de comedor esté bien entrenado, conozca a profundidad la comida que se vende y tenga una apariencia impecable. Es poco probable que tus clientes regresen si tu personal no conoce bien tu menú o dan un mal servicio.

Ingredientes y menú

Utiliza ingredientes frescos de proveedores locales. Además de ser un buen gancho comercial, esto reducirá los desperdicios comparado con comprar comida congelada al por mayor. Trabaja en colaboración con tu chef para crear un menú pequeño y bien pensado según la estación, agrega con frecuencia platillos especiales. Un menú atiborrado y complicado sólo servirá para confundir a tus clientes. Mantenlo simple y centrado.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images