Preguntas que hacen reflexionar sobre el trabajo en equipo

Escrito por Carolyn Williams | Traducido por Mario Francia

Hacerle preguntas a tu equipo más allá de los aspectos operativos del día a día ayuda a crear grupos fuertes y cooperativos. Las preguntas que hacen pensar representan una oportunidad para los miembros del equipo para explicar cómo toman decisiones, lo que da a todos una mejor idea acerca de los demás.

¿Quién va en el barco?

En el escenario del barco, tu equipo debe llenar un bote salvavidas con personajes que ofrecen diversas capacidades y habilidades. Tus opciones dan una idea de lo que el equipo valora de manera individual y lo que el equipo valora de forma colectiva. Introduce los caracteres y di cuántos caben en el barco. Pide a cada persona que llene el barco, anotando su razonamiento. Luego, haz que cada uno explique porqué y defiendan su ideas acerca de la población ideal. A continuación, llena el barco en equipo. Una vez que el equipo se siente seguro de su tripulación, dile que debe retirar a una persona. Una vez más, cada persona escribe su elección y explica su decisión. Entonces, el equipo toma una decisión en conjunto.

¿Cuál es nuestra meta de equipo?

El objetivo de un equipo es diferente de una función de equipo. Por ejemplo, si la función de tu equipo es la venta de un determinado número de artefactos, el objetivo del equipo puede ser crear clientes habituales. El objetivo y la función van paralelos, pero no son lo mismo. Esta pregunta pone de manifiesto problemas que no son superficiales, tales como problemas de atención al cliente que minimizan las ventas repetidas, la necesidad de más personal de apoyo o un ambiente de negocios que se encuentra sufriendo los cambios tecnológicos. Al preguntar a tu equipo que identifique un objetivo, comienza con la identificación clara de la función del equipo. A continuación, trabaja en una respuesta sobre el objetivo del equipo, la identificación de sus fortalezas y debilidades, el entorno empresarial, la empresa y otras cuestiones que ayudan u obstaculizan el logro de las metas.

¿Qué esperamos el uno del otro?

Este ejercicio es un buen seguimiento del ejercicio de la meta del equipo, especialmente si has reestructurado recientemente la empresa o el equipo. Identifica las expectativas de cada uno de los miembros y clarifica sus funciones. Avanza a través del proceso de centrarse en un elemento que el equipo utilice para lograr el objetivo que busca el equipo. Por ejemplo, si el equipo es responsable de las pruebas de software, los elementos que le afectan son la agenda, los escenarios de las pruebas, los datos de las pruebas y el equipo de pruebas. El resultado es un software que está probado y listo para enviarse. Para mientras, el equipo confía en sí para solucionar problemas, comunicar los cambios y organizar escenarios de pruebas. Al llevar a cabo todo el proceso y la identificación de los supuestos y expectativas, defines con mayor claridad el proceso e identificas las limitantes o los problemas que merman el éxito de tu equipo.

¿En qué somos buenos?

Los equipos que se sienten exitosos suelen ser más productivos: los miembros están orgullosos de su compromiso y su presencia en el equipo. La identificación de lo que has hecho bien, sobre todo después de un trimestre exitoso o tras el lanzamiento de un producto, permite ver el otro lado de la moneda -lo que necesita mejorarse- sin señalar a nadie ni desmoralizar al equipo. Tómate el tiempo para hacer esta pregunta e invítalos a la reflexión, ya que los equipos son buenos en algo más que la simple tarea que acaban de terminar.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images