¿Porqué la falta de procedimientos formales en una empresa pequeña tiene efectos tan devastadores en los empleados?

Escrito por Lisa Bigelow | Traducido por Lucia Ayala

El lado negativo de las políticas y procedimientos formales son bien conocidos. Gestión reactiva, exceso de burocracia y una talla única para todas las soluciones son negativos graves en todas las empresas, grandes y pequeñas. Sin embargo, incluso la empresa más pequeña puede beneficiarse de tener un marco básico del que echar mano cuando las cosas no salen -o sí salen- ir como estaba previsto. Si no existe tal marco, prepárate para graves consecuencias.

Servicio al consumidor

Para tener éxito, la pequeña empresa debe proporcionar un servicio al cliente para sus clientes. Cuando las cosas van bien, el servicio al cliente es fácil; cuando no, tener un procedimiento para hacer frente rápida y completamente al problema es imprescindible. Para reparar la confianza, el cliente no solo debe saber que el problema se ha resuelto a su satisfacción, sino que debe estar seguro que el problema no vuelva a suceder en el futuro. Tener un procedimiento para documentar el problema y la solución mantiene a todos contentos, no tenerlo garantiza un cliente infeliz y potencialmente perdido.

Relaciones con empleados

Muchas empresas utilizan un manual del empleado que detalla las expectativas que la empresa tiene con respecto a sus empleados. Comúnmente es conocido como un código de conducta, y proporciona un marco para los empresarios a seguir cuando un empleado necesita ser disciplinado. La empresa debe ser capaz de señalar a un conjunto de reglas para su propia protección, no establecer estas normas puede exponer al empleador a demandas judiciales en caso de que un empleado sienta que fue despedido injustamente. Debido a su tamaño, las pequeñas empresas se ven más afectadas en gran medida cuando se producen problemas con las relaciones laborales, menos empleados significa que las noticias vuelan con despiadada eficiencia, reduciendo la privacidad y la moral, al mismo tiempo.

Eficiencia y control

Los procedimientos pueden ahorrar dinero a la empresa. Por ejemplo, tener un proceso establecido para la revisión de las compras y requerir niveles de aprobación garantiza que los esfuerzos y los recursos no se dupliquen. Debido a que las pequeñas empresas deben asegurarse de no perder sus preciados recursos, la capacidad de que las divisiones y empleados compartan las compras de las empresas es esencial. Además, las compras que están sujetas al proceso de aprobación se examinan más a fondo y reducen los gastos innecesarios.

Operaciones legales

La razón más importante para contar con políticas y procedimientos establecidos es asegurar el cumplimiento de la ley. Desde impuestos a prácticas de contratación para el desarrollo de productos, existen serias consecuencias cuando una empresa entra en conflicto con la ley. Por ejemplo, una empresa que no cumpla con ingresos adecuados y las normas de presentación de informes de gastos puede quebrar debido a las sanciones del Servicio de Impuestos Internos. El incumplimiento de las prácticas federales de contratación puede dar lugar a un pleito costoso. La venta de un producto que otra empresa inventó cuando está bajo la protección de patentes es ilegal. Como resultado, tener procedimientos en vigor para los empleados a seguir ayudará a la empresa a evitar errores costosos y embarazosos.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images