¿Por qué razones se puede demandar a un patrón?

Escrito por Melly Parker | Traducido por Monica Del Valle

Cuando eres dueño de un negocio, eres responsable por obedecer todas las leyes federales, estatales y locales en tu lugar de trabajo y en la administración de empleados. Mientras que puedes ser demandado por acoso sexual y otros malos comportamientos que aplican a cualquiera, hay ciertas leyes laborales que debes cumplir cuando contratas a un empleado. No todas las leyes aplican a todos los negocios; los negocios con menos de 15 empleados, por ejemplo, pueden no tener que cumplir con las reglas de la Comisión de Oportunidades Iguales de Empleo.

Discriminación

Cuando entrevistas a candidatos y seleccionas a un empleado para una posición, debes contratar justamente. No puedes discriminar basándote en raza, color, religión, sexo, embarazo, origen nacional o tener más de 40 años, según la Comisión de Oportunidades Iguales de Empleo. Tampoco puedes discriminar en contra de una persona que te ha acusado de discriminación. Si tú discriminas cuando eliges a quién promover o entrenar, también puedes ser demandado. Determinar los salarios de los empleados o sus beneficios basándote en categorías protegidas también es causa de demanda.

Salario

Debes cumplir con el salario mínimo nacional y todas las leyes de salario que determina la Ley de Normas Razonables de Trabajo. Si tienes más de 50 empleados, debes ofrecer cobertura de seguro médico. No hacer esto te puede hacer candidato a una demanda. Al momento de la publicación, el salario mínimo federal es US$7.25 por hora. Muchos estados tienen diferentes leyes de salarios; el salario mínimo estatal no puede estar por debajo del federal.

Horarios

Algunos estados exigen requerimientos de horarios y descansos. Si tu estado tiene leyes requiriendo descansos después de cierto número de horas trabajadas, no otorgarles descansos a tus empleados es causa de demanda. Debes dar una compensación justa por el trabajo extra. Los descansos de menos de 20 minutos deben ser pagados, mientras que los descansos para comer no tienen que ser pagados.

Otros

Hay miles de leyes que gobiernan la conducta del patrón. No puedes contratar a gente que sean demasiado jóvenes para trabajar; en muchas profesiones, debes asegurarte de que tus empleados tengan las licencias correctas para llevar a cabo su trabajo. Debes obedecer las regulaciones de seguro por desempleo de tu estado. Incluso si obedeces todas las leyes, asegúrate de mantener la documentación de ese cumplimiento. Un empleado puede demandarte por prácticamente todo; la documentación y el entendimiento de la ley te ayudarán a ganar si tienes que aparecer en la corte.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images