¿Por qué es clave la confianza en un director de proyecto para ejercer una influencia en una organización?

Escrito por Stephanie Fagnani | Traducido por Cesar Moreno

La principal responsabilidad de un gerente de proyecto es la gestión de las tareas diarias relacionadas con un proyecto en particular, de la creación de una metodología para completar las tareas de retransmisión del plan de estímulo del momento en que rapidamente cambian a los miembros del equipo de un proyecto, independientemente de la ubicación geográfica. Debido al tiempo sensible de la naturaleza y los altos costos involucrados en muchos proyectos empresariales modernas, poder confiar en un director de proyecto es crucial para el éxito financiero de una organización.

Conocer las metas del proyecto

Ser el director de proyecto a menudo significa presidir de los proyectos empresariales que deben estar en funcionamiento rápidamente, y ese tipo de proyectos tienen plazos muy definidos. Al establecer una política de comunicación abierta y de confianza entre el gerente y los empleados pueda ayudar a asegurar la moral y la productividad de los empleados permanezcan en niveles altos y los proyectos sigan con el programa previsto y dentro del presupuesto, el ahorro de tiempo y dinero de toda la organización.

Responsabilidad

Según el Instituto de Gestión de Proyectos, cada equipo de proyecto "tiene suficientes controles y equilibrios en lugar de asegurarse contra los comportamientos que son de poca confianza" por cualquiera de los equipos del proyecto o de las partes interesadas que participan en el proyecto. Los directores de proyectos que construyan confianza, fomentando la transparencia en todos los aspectos del proyecto pueden ayudar a mantener las cosas funcionando sin problemas, construyendo así una reputación positiva para la organización.

Flexibilidad

Aunque los proyectos pueden empezar con planes muy estructurados y detallados, el entorno de negocios desafiante siempre puede dar lugar a última hora y a veces cambios diarios a esos planes. Los directores de proyectos que se han ganado la confianza de los equipos están en mejores condiciones para delegar cambios de último minuto, ya que el equipo está más dispuesto a tomar la dirección conociendo que es para el mejoramiento del proyecto. La capacidad de una empresa para ser flexible puede ser atractivo para los clientes actuales y potenciales.

Ubicación

Debido a la globalización de la mano de obra moderna, muchos equipos de proyecto están geográficamente dispersos y realmente nunca pueden encontrarse cara a cara en absoluto. Ser capaz de confiar en un director de proyecto puede ayudar a aliviar la incomodidad de trabajar en un proyecto sin ningún tipo de comunicación en persona. Esto ayuda a toda la organización que siga siendo global, qué es equivalente como el éxito diario en el entorno empresarial actual.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images