Obligaciones de los trabajadores sociales en la escuela

Escrito por Ron White | Traducido por Xochitl Gutierrez Cervantes
Las escuelas emplean a trabajadores sociales para ayudar a los estudiantes y sus familias.

Las escuelas emplean a trabajadores sociales para ayudar a los estudiantes y sus familias.

Los distritos escolares contratan a trabajadores sociales en la escuela primaria, intermedia y secundaria para ayudar a los estudiantes y sus familias, el propósito es ayudarlos a alcanzar el éxito tanto en la escuela como en casa. Estos profesionales generalmente cuentan con un título en psicología, trabajo social o algún área relacionada. Estos profesionales deben contar con habilidades en comunicación y relaciones humanas muy desarrolladas, así como con vínculos con diversos organismos sociales.

Asesoramiento

La primera obligación de un trabajador social consiste en involucrarse con los estudiantes, reunirse con ellos para discutir acerca de los problemas y sus causas, que éstos enfrentan. Los trabajadores sociales ayudan a los estudiantes con problemas de aprendizaje como son la dislexia y el trastorno de déficit de atención, así como con problemas sociales como son la pobreza, la violencia doméstica o la sexual. Los trabajadores sociales también ayudan a los estudiantes que a menudo faltan a las actividades de clase o muestran un comportamiento violento hacia los maestros o hacia otros estudiantes. Los trabajadores sociales identifican factores causales en el hogar, la escuela y la comunidad, cuya influencia es perniciosa en el éxito académico y social del estudiante; buscan la forma en que los estudiantes puedan maximizar su éxito. Ayudan a los estudiantes para que se enfrenten a los retos sociales y de aprendizaje, los apoyan para que puedan desarrollar y reforzar una conducta correcta. Los trabajadores sociales elaboran registros sobre sus sesiones con los alumnos para controlar su progreso.

Comunicación

Los trabajadores sociales deben comunicarse a menudo con los padres, maestros y personal administrativo para compartir información acerca de los estudiantes. A través de conversaciones, buscan información para ayudar a éstos a comprender los desafíos a que se enfrentan los estudiantes, así como para controlar el nivel de éxito de cada estudiante a partir del tratamiento. Los trabajadores sociales proporcionan a estas personas recursos, referencias a organizaciones y oficinas gubernamentales para que los apoyen con problemas financieros y dificultades de aprendizaje.

Desarrollo de planes de acción

Los trabajadores sociales elaboran y ponen en práctica planes para hacer frente a los problemas más comunes de los estudiantes como son la depresión, las dificultades en la familia, incluyendo el divorcio y la falta de vivienda. Establecen programas de prevención e intervención en crisis para ayudar a los estudiantes. Los trabajadores sociales también establecen planes más amplios para hacer frente a situaciones como la muerte, actúan de una forma rápida y dan asistencia a los estudiantes afectados por estas tragedias. Los trabajadores sociales también implementan programas a discreción para el personal administrativo de la escuela en relación a problemas como el ausentismo escolar. Ellos proporcionan a los estudiantes oportunidades de aprendizaje y programas especiales, incluyendo asesoría después de la escuela y programas de tutoría.

La colaboración con agencias

Los trabajadores sociales trabajan en cooperación con los distritos escolares y agencias de la comunidad para ayudar a los estudiantes y sus familias a lidiar con problemas como la pobreza. Los trabajadores sociales y administradores de la comunidad se apoyan en programas para la alimentación, departamentos de salud, servicios de salud mental, agencias de vivienda y de bienestar social, desarrollan planes de acción para ayudar a los estudiantes que necesitan ayuda más allá del aula y el patio de la escuela.

Créditos de las fotos

  • Creatas/Creatas/Getty Images