Objetivos del trabajo de una secretaria

Escrito por Denise Brown | Traducido por Eduardo Moguel
    Una secretaria debe organizar sus tareas asignadas.

    Una secretaria debe organizar sus tareas asignadas.

    Las secretarias o asistentes administrativas son responsables de la operación diaria de una oficina. Una secretaria puede hacer todo el trabajo, o pueden haber varias trabajando juntas con responsabilidades específicas bajo el mando de un jefe o supervisor. Durante el día, la secretaria puede realizar diversas tareas. El trabajo específico depende de la naturaleza del trabajo que ésta realice.

    Tareas rutinarias

    La secretaria debe ser la primera persona que el cliente conozca al entrar a una oficina, así que debe generar una impresión positiva. Para hacer dicha porción del trabajo debe tener buenas habilidades comunicativas. Estas habilidades son también esenciales cuando responda el teléfono y dirija las llamadas de los clientes a las personas apropiadas. Lidiar con los correos entrantes, tanto físicos como electrónicos, suele ser parte del trabajo de secretaria. Tal vez también deba tomar nota de un dictado, con taquigrafía o con una máquina de escribir, y transcribir la información. Rutinariamente debe comprar los insumos usados en a oficina y es responsable de ordenar nuevos materiales que sean necesarios. Además de estas tareas generales, la secretaria suele tener trabajos específicos que debe completar diariamente.

    Tecnología

    La tecnología juega un rol importante en la vida de la secretaria del siglo XXI. Ésta debe dominar los programas de procesamiento de palabras y hojas de cálculo. A su vez, debe estar familiarizada con programas de búsqueda en Internet, así como con otros programas que use diariamente. Máquinas de fax, fotocopiadoras y sistemas telefónicos son algunos de los demás instrumentos tecnológicos que la secretaria usa parea realizar su trabajo.

    Habilidades multi-tareas

    Una secretaria debe tener excelentes habilidades de organización y capacidad de hacer múltiples tareas a la vez. Por ejemplo, puede estar trabajando en un proyecto para su jefe cuando un cliente llegue. Debe dejar lo que está haciendo para darle toda su atención al cliente. En ese momento, quizás deba producir los documentos o la información que el cliente pida. En otro escenario, la secretaria quizás deba realizar presentaciones rutinarias cuando el jefe le pida algún reporte en particular. Ésta debe ser capaz de volver al proyecto anterior dónde lo dejó antes de ser interrumpida para terminar dicha tarea también.

    Tipos de secretarias

    Los objetivos del trabajo de una secretaria cambian conforme las tareas se hacen más específicas. Las secretarias ejecutivas deben supervisar a otras secretarias, así como realizar tareas más complejas. Una secretaria ejecutiva quizás deba realizar investigaciones, preparar reportes o programar reuniones. Las secretarias legales deben estar familiarizadas con la terminología y procedimientos legales y ayudar a sus supervisores en la investigación y revisión de los recursos legales de los casos. Además, deben preparar mociones, citaciones, quejas y otros documentos legales bajo la guía de un abogado. Las secretarias médicas manejan reportes médicos, realizan historiales simples y organizan la hospitalización de los pacientes. Debe tener un conocimiento completo de terminología médica, prácticas de cobro, reglas de seguros y procedimientos.

    Créditos de las fotos

    • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images