Objetivos de la estructura organizacional

Escrito por Eric Feigenbaum | Traducido por Lucia G. Cejas

La estructura organizacional es el esqueleto de una empresa. Las organizaciones están vivas y respiran, por lo que requieren algo para darles forma y apoyar sus funciones vitales. La estructura organizacional ayuda a una empresa a aclarar y entender todos las funciones de lo demás y el ámbito de aplicación. Ayuda a facilitar la división del trabajo, la eficiencia y evitar conflictos y confusiones. A su vez, las empresas hacen más con menos fallos y menos conflictos.

Cadena de comando

Las estructuras organizacionales, entre muchas cosas, ayudan a establecer quién es el encargado o de qué. Dictan cuántos vicepresidentes, jefes de departamento, directores y coordinadores de proyectos hay y lo que ellos supervisan. Los buenos organigramas ilustran quién informa a quién, para que todo el mundo tenga una idea clara de la forma en que deben rendir cuentas. Esto ayuda a los empleados a saber a quién obedecer, cuál es su lugar en el ámbito global, y el alcance y las limitaciones de sus roles.

Eficiencia

Todo el mundo debe entender su papel en el funcionamiento de una empresa para hacer su parte también. Si dos personas realizan una innecesaria superposición de tareas, la empresa está perdiendo mano de obra. Si nadie se encarga de una tarea en particular, porque no cree que sea su papel, la empresa se enfrenta a otro tipo de ineficiencia. Las estructuras ayudan a definir los departamentos, puestos de trabajo y funciones en torno a las tareas y funciones ejecutadas para las necesidades de la empresa. A medida que las empresas crecen, reducen el tamaño o cambian el negocio, deben revisar periódicamente sus estructuras para asegurarse de que las estructuras satisfacen sus necesidades de eficiencia.

Uniformidad y controles

Algunas líneas de negocios, como el banco y la manufactura, requieren tareas a realizar con regularidad y precisión. Por lo general, estas empresas requieren y no permiten mucha variación en la forma en que sus empleados realicen sus trabajos debido a que los requerimientos de las tareas están definidos. Por lo tanto, sus estructuras organizativas tienden a ser muy verticales; haciendo hincapié en ámbitos limitados para los empleados y las capas inferiores y muchos de los supervisores de gestión por encima de ellos. Todo el mundo tiene un papel muy específico. Otras organizaciones, como las agencias de publicidad y empresas innovadoras de computadoras, hacen hincapié en la creatividad y la innovación en sus negocios. Emplean estructuras amplias y horizontales con muchos equipos dedicados a diferentes funciones con más autonomía y menos supervisión. Los numerosos departamentos pueden trabajar en diferentes tareas y se encargan de conducir el negocio. Por lo tanto, hay menos capas de la gestión y el organigrama aparece relativamente horizontal.

Créditos de las fotos

  • process flow image by Christopher Hall from Fotolia.com