Negocios con bajo margen vs. alto margen

Escrito por Brian Bass | Traducido por Pau Epel

El margen es la diferencia entre el precio de venta de un producto y el costo de adquirir y mantener el mismo producto antes de su venta. Sin tener un margen de ganancias brutas adecuado, un negocio no puede pagar sus gastos y obtener utilidades para su crecimiento futuro. Un alto margen de ganancias indica que la compañía tiene una operación eficiente. Por otro lado, un bajo margen de ganancias es señal de un mercado altamente competitivo o un negocio manejado de modo ineficiente.

Margen bruto de ganancias

El margen de ingresos brutos es una medida que puede determinar la salud financiera general de una compañía. Puedes calcular el margen bruto al restar el costo de los bienes vendidos de los ingresos por ventas, y dividir este resultado entre el ingreso por ventas. El margen bruto indica los ingresos recibidos por el negocio después de la deducción del costo de los bienes vendidos. Típicamente, una compañía desea mantener un margen de ganancias brutas estable a menos que hayan cambios importantes en la industria o sector. El análisis del margen bruto de ganancias también proporciona información a fondo sobre la estrategia de precios de la compañía.

Bajo margen de ganancias

Un bajo margen de ganancias generalmente lleva a un volumen de productos más alto. Los productos de bajo margen se venden por un precio cercano al que costó adquirir y mantenerlos por una compañía. Para obtener beneficios en la venta de artículos de bajo margen, los negocios necesitan mantener precios competitivos y vender grandes volúmenes. Si las ventas disminuyen, las compañías que operan con bajos márgenes deberán luchar por lograr cubrir sus gastos. Sin embargo, los negocios de bajo margen pueden beneficiarse típicamente de las economías de escala, lo que significa que estos negocios pueden producir un alto volumen de bienes de modo rápido y a bajo costo. Los bienes de bajo margen también son típicamente más baratos para fabricarse y más fáciles de vender. Las compañías del sector de servicios habitualmente operan con bajos márgenes de ganancias brutas.

Alto margen de ganancias

Una compañía que opera con un margen alto de ganancias va a vender típicamente menos unidades que una compañía con un bajo margen. Los negocios habitualmente prefieren este modelo porque no requiere un gran volumen de ventas para obtener utilidades. Los productos con alto margen se venden por un valor mucho mayor al del costo asociado con la adquisición y mantenimiento de éstos, y unos bajos volúmenes de ventas son usualmente suficientes para cubrir todos los gastos relacionados con los productos. No obstante, la producción de artículos con alto margen de ganancias usualmente implica mayores costos y tiempos que la de productos con bajo margen. Los negocios con altos márgenes tampoco se preocupan mucho por la competencia, ya que producen artículos de alta calidad y ofrecen un servicio excelente a los clientes. Un ejemplo de un negocio de alto margen es la fabricación de maquinaria pesada.

Significado

Las compañías deben decidir cuánto inventario almacenar y cómo valorar este inventario. Los negocios en la misma industria no necesitan operar con el mismo modelo de márgenes de ganancias. Algunos negocios que producen bienes de alta calidad también pueden beneficiarse de un alto margen sin importar el volumen de negocio ni la competición. Los productos con alto margen pueden generar un mayor ingreso potencial, pero esto se traducirá en menores volúmenes y rotaciones de productos. Los productos de bajo margen, por otro lado, usualmente generan mayores ventas, pero con un menor beneficio por venta unitaria.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images